jueves, 24 junio 2021

Bankia, BBVA y Unicaja ponen fin a los PowerPoints en materia de fintech

Bankia+CaixaBank, BBVA y Unicaja han confirmado tener los brazos abiertos a las startups fintech para mejorar en lo posible sus servicios a clientes y empresas. Eso sí, se han cansado de las “ideas en PowerPoints” de las que luego muchas quedan en nada. Desde BBVA exigen “proyectos maduros, que puedan probarse rápidamente”, mientras que Unicaja dice buscar soluciones tecnológicas que han de “poder validarse en tres/cuatro meses”, de forma que en ese espacio de tiempo se hayan podido lograr resultados suficientes como para tomar decisiones finales.

En tres meses, necesitamos “resultados suficientes para tomar decisiones, y eso no se consigue de una idea en PowerPoint sin nada detrás”. Así lo ha explicado Israel Rodríguez, líder de innovación de Unicaja en el InnoDay FinTech 2021, evento celebrado este miércoles 10 de marzo en Madrid el que se ha presentado el informe ‘New Banking: Ahora o Nunca’ de la consultora Vector ITC, y donde se han visto las caras los tres gigantes españoles frente a diez startups financieras, entre ellas Aplazame, Bnext, Finizens o Imagin.

“La startup debe estar muy implicada y con posibilidad de adaptarse”, aseguraba el de Unicaja en el evento de Ecofin, viniendo a decir que ya se extinguió el interés por ideas sobre papel sin mayores garantías. Piden capacidad de desarrollo e incluso referencias de clientes.

En la misma línea Ainhoa Campo, de cargo homólogo en BBVA, indicaba que buscan “proyectos maduros”; invitan a cualquier fintech a enviar su propuesta a través de la web que tienen abierta para tal fin, pero les piden que entreguen a la entidad una propuesta sólida y tangible junto a su dosier, además de ser proyectos “alineados con los objetivos” que tenga el banco en ese momento.

Ignacio Cea (Bankia) y Ainhoa Campo (BBVA) (der.) e Israel Rodríguez (Unicaja) (izq.) en el InnoDay FinTech 2021.

Las tres firmas dibujaron, cada una con sus particularidades, un marco común sobre la relación que plantean tener las entidades bancarias con las fintech, en contexto de un sandbox español que Ignacio Cea, director ejecutivo de tecnología de Bankia, valora como un “invento espectacular”. Tanto la madrileña como BBVA tienen portales web en los que las fintech pueden presentar sus propuestas (bankiafintech.com para el ente madrileño y openmarketplace.bbva.com para el vasco), que han de adecuarse estrictamente a las líneas de trabajo que el banco esté siguiendo, y deben aportar valor añadido a las soluciones ya utilizadas por la entidad.

En el mismo sentido se expresaba Israel Rodríguez, de la firma andaluza, pero enfatizando que la relación entre banco y fintech sigue siendo complicada. “En este tipo de colaboraciones, tenemos una historia de éxitos y fracasos; hay ejemplos de todo tipo”, explicaba el responsable de innovación. Los tres bancos ofrecieron ejemplos de éxito, pero también recordaban que son pocos los proyectos que finalmente terminan floreciendo.

En Bankia, de unas noventa startups en total con las que se han entablado relaciones, solo diez continúan trabajando con la entidad actualmente. “Hacemos un proceso de selección profundo”, advertía a las fintech candidatas Ignacio Cea.

Preguntados los tres ponentes por la forma favorita de los bancos a la hora de asociarse con una fintech (partnership, fusión…), desde el BBVA mencionaban su brazo inversor en San Francisco Propel, que participa de forma minoritaria en startups y compañías tecnológicas (como por ejemplo en Coinbase, exchange de criptomonedas líder que prepara su salida al NASDAQ).

De manera parecida, Bankia habló de su Bankia Fintech Venture, a través de la que participa en cinco compañías, pero “nunca con participación de control”. “Dejamos que vuelen solas”, señalaba Cea. Por otro lado, con Bankia Fintech by Innsomnia abren las puertas a fintech que ayuden a cumplir las líneas estratégicas de la entidad. Con un proceso “similar”, Unicaja busca crear un espacio de diálogo entre iguales con las startups, de forma que se logre una propuesta de valor conjunta.

Acerca de los objetivos que más buscan los bancos en relación a una fintech son, en el caso de Unicaja, “como banco retail, aportar valor añadido y ayudar a pymes y autónomos a ser competitivos en el mundo digital”, además de mejorar eficiencias internas. Campo (BBVA) también destaca los servicios a pymes, junto con temas de fraude, (ciber)seguridad y sostenibilidad.

“AHORA O NUNCA”: MOMENTO DECISIVO PARA BANCOS Y FINTECH

En su conjunto, el reporte ‘New Banking: Ahora o Nunca’ sobre el que se asentaba el evento indica que, en contexto de los bajos tipos de interés, fusiones y pérdidas por la pandemia que afrontan los bancos, el sector entra en una era hipercompetitiva en la que compartirán el pastel con neobancos y fintech. La alianza con estas startups financieras es una opción para fortalecerse, pero no vale cualquier forma.

Y es que en los procesos de externalización “las cosas no siempre funcionan. De hecho, funcionan realmente bien en la minoría de los casos”, declara el informe en base a una encuesta a 300 empresas. Solo un 34% afirmó haber obtenido de esta maniobra un beneficio destacable. Para evitar estas malas experiencias, desde Vector ITC reivindican la necesidad de que el proveedor no actúe solo como “ejecutor” de determinadas actividades sino como un “aliado” para el banco, que ilumine aquellas áreas que la entidad desconozca.

El informe de Vector ITC diagnostica la situación actual de las fintech de la siguiente forma: “Si bien las fintech han proliferado a gran velocidad, lo cierto es que, por ahora, continúan siendo de pequeño tamaño, se centran en nichos específicos, se encuentran en las primeras etapas de desarrollo, no se ven particularmente favorecidas por el marco regulatorio existente y, sobre todo, carecen de la inversión necesaria para convertirse en verdaderos competidores para los bancos tradicionales”. No obstante, aconsejan a los bancos no dormirse en los laureles.

Informe ‘New Banking: Ahora o Nunca’ de la consultora Vector ITC, p. 37.

Así, para triunfar en la estrategia de digitalización, aconsejan buscar las soluciones que aporten valor a los clientes y a la entidad y que tengan sentido respecto a sus líneas estratégicas, para evitar esfuerzos inútiles o incluso contraproducentes.

Además, sorprende una de las conclusiones más importantes de todo el informe: la cultura como factor determinante en el éxito o fracaso de una fusión o compra. La cultura supone la mayor barrera para alcanzar la eficacia digital, según los encuestados. Alertan también de las dificultades que suponen los sistemas informáticos legacy para los bancos, por sus costosos mantenimientos o baja flexibilidad.

Relacionados