viernes, 02 diciembre 2022

Invesco sentencia a Grenergy y refuerza a Solarpack en la guerra renovable

Los pequeños operadores renovables están inmersos en la actualidad en una guerra fratricida. La batalla dirimirá aquellos que sobreviven, gracias a ganar volumen de negocio, y otros muchos que se quedaran por el camino, siendo absorbidos por otros. Una batalla en la que los grandes fondos van posicionándose en sus ganadores más probables. En este sentido, una de las operaciones más llamativas de las últimas semanas la ejecutó Invesco, uno de los gigantes de la inversión, al reducir drásticamente su posición en Grenergy y dispararla en Solarpack.

Grenergy fue una de las sensaciones de finales del 2020. Así, la firma se aprovechó del apetito de los inversores por las energías limpias para engordar notablemente en Bolsa. En concreto, la compañía más que duplicó su valoración el año pasado hasta acercarse a una valoración cercana a los 1.000 millones de euros. Pero desde entonces su valor ha ido a la baja. Hasta el punto, de que desde diciembre del año pasado la caída supera el 26%, al pasar de los casi 39 euros por acción a los 28,5 euros actuales.

El colapsó bursátil de la firma renovable ha llevado a que uno de sus grandes accionistas, el fondo Inverco, haya decidido reducir su participación en el mismo. Así, el gigante de la inversión notificó a la CNMV que ha vendido en las últimas semanas cerca de un 0,5% del capital social de la compañía. Unas transacciones que han implicado recortar su exposición a la compañía del 2,06% hasta el 1,53%, lo que supone eliminar el último incremento de su posición, ejecutado en enero, y volver a la misma participación con la que abrió su posición.

INVESCO SENTENCIA A GRENERGY

En esta guerra, de compañías, pero también de posicionamiento, Grenergy parece que es una de las que más tiene que perder. Al fin y al cabo, la compañía posee a día de hoy el balance más pequeño en forma de gigawatios (Gw) instalados entre los actores renovables con cierto bagaje bursátil. Así, sus 0,62 Gw están muy por debajo de los más de 2,5 Gw que posee Solaria y de los 0,97 Gw que mantiene uno de los nombres más seguidos en el sector: Solarpack.

Solaria analisis Inversion.es

De hecho, esta última es una de las grandes ganadoras en este tipo de guerra de posicionamiento de los grandes fondos. En concreto, el mismo Invesco que ha replegado su inversión en Grenergy, días después la disparaba en esta última. Así, la firma notificó, este pasado jueves 24 de junio, ante el regulador del mercado de valores español que había incrementado su posición en Solarpack de forma notable, al pasar de controlar el 2,14% a más del 3,1%.

La operación del gigante lanza un mensaje claro tanto por el momento como por las cantidades desembolsadas. Así, hasta el pasado 18 de junio Invesco mantenía un porcentaje similar en el accionariado tanto de Grenergy como de Solarpack con algo más del 2%. Pero en los siguientes días todo ha cambiado. Así, ese mismo día reducía su participación en la primera, para cuatro días después disparar su posición en la segunda.

Al final, el movimiento se produce en función del ganador probable de la batalla renovable bajo la lógica de Invesco. Hasta ahora, para sus analistas la cosa parecía empatada, pero su decisión de modificar una y otra posición arroja ganadores y perdedores. Al menos, a priori. En otras palabras, sentencia a Grenergy y da alas a Solarpack.

LAS ‘DAMAS’ BLANCAS DETRÁS DE SOLARPACK

En esta guerra de posicionamientos, Solarpack cuenta con otra ventaja importante. Así, en su accionariado se encuentran algunas de las personalidades más respetadas en materia de inversión en España. Una de ellas es Carmen Ybarra Careaga, más conocida como la marquesa de Ybarra, que cuenta con uno de los portfolios de inversiones más exitoso del país. Entre los últimos grandes movimientos está su acierto con MásMóvil y anteriormente las plusvalías ganadas con Europac.

La marquesa cumula una revalorización superior al 200% en Solarpack

Aunque su inversión en Solarpack no se queda atrás. La ‘marquesa’ irrumpió en el accionariado de la compañía directamente en la colocación de acciones de su debut bursátil. Una decisión que le permitió adquirir más de un 5% de la firma a un precio de 8,3 euros por acción, mientras que en la actualidad su valor alcanza los 26,2 euros. Lo anterior, supone una rentabilidad en un par de años del 200%.

Pero hay más. Y es que la firma cuenta en su accionariado con uno de los fondos más seguidos de España, Santander Small Caps, que dirige Lola Solana y que se ha convertido en una institución en el mundo de la inversión en España. En definitiva, que si el futuro de las compañías dependiese de los padrinos que tiene cada una, Solarpack parece tener ventaja. Aunque lo anterior no siempre se cumple ni mucho menos.

Relacionados