viernes, 02 diciembre 2022

Ryanair revela una fuerte demanda de reservas «rumbo las playas españolas»

El verano 2021 podría llevarse el premio al más incierto de las últimas décadas. Así, a diferencia del pasado, en el que desde mayo ya se atisbaba que sería muy diferente, las esperanzas de alcanzar cierta normalidad han sido una montaña rusa. Una incertidumbre que ha golpeado especialmente a las compañías turísticas. Las buenas esperanzas han chocado recientemente con la pesadumbre por la propagación de la variante Delta. Pero este pasado jueves 1 de julio Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair, desveló una fuerte recuperación de las reservas en los vuelos dirección el sur de Europa.

En una entrevista para Bloomberg Tv, el directivo señalaba que las previsiones de la aerolínea irlandesa era duplicar el número de pasajeros en sus vuelos en julio y agosto. En concreto, Ryanair espera transportar a unos 20 millones de turistas en ambos meses, una cifra significativa si se compara con los 5 millones que volaron en junio y los 1,2 millones de mayo. Por el momento, las cifras están más centradas los datos hasta ahora, junio, pero O’Leary espera que eso «continúe en julio y agosto, lo que debería permitir una recuperación razonable».

Aunque lo más importante, por la parte que respecta a España, es que O’Leary puso el foco en que una gran parte de esos vuelos están reservados ya para llegar a las playas del sur de Europa. Así, el ejecutivo explicó que el número de reservas en países de origen como Alemania, Países Bajos, Bélgica o los países nórdicos «se habían recuperado con fuerza» y tenían como destino «las playas de Portugal, España, Grecia e Italia».

LA MONTAÑA RUSA DE LAS FIRMAS TURÍSTICAS ESPAÑOLAS

Uno de los catalizadores de la recuperación, para el directivo, es la llegada del llamado Certificado Covid Digital. El documento electrónico entró en funcionamiento este pasado jueves 1 de julio y permitirá a los viajeros moverse entre los estados miembros de la UE. Aunque siempre y cuando estén completamente vacunados, se hayan recuperado del virus o puedan mostrar un resultado negativo en la prueba. La reapertura marca un paso vital hacia la recuperación de un sector que apenas se mantiene en píe.

Así, en las últimas semanas la llegada de la variante Delta volvió a asustar a los inversores e invertir la evolución bursátil de las firmas turísticas españolas. Un nuevo ‘sube y baja’ en la montaña rusa en la que llevan sumidos desde marzo del año pasado. El principio de recuperación arrancó en noviembre con los datos esperanzadores de la vacuna de Pfizer y BioNtech, pero se volvió a encoger cuando la ola de principios de año devastó el país. A lo que se añadía un principio de vacunación muy lento.

Más tarde, el rápido incremento en el volumen de vacunas invirtió de nuevo la tendencia hasta que recientemente la llamada variante Delta haya vuelto a creer un caos. Así, en las últimas 20 sesiones Melia se ha dejado algo más de un 8% en Bolsa, NH Hoteles cerca de 10,7% e IAG, el conglomerado británico español que contiene a Iberia, un 8,6%.

RYANAIR SE SUMA A LA PROPUESTA DE HACER COMPATIBLES LOS CERTIFICADOS DE LA UE Y UK

La firma aérea, además, está penalizada por la variante Delta de forma extra y, es que, está azotando con más fuerza de lo previsto a Reino Unido. Una propagación que ha provocó que Boris Johnson retrasara la apertura del país, inicialmente prevista para el 21 de junio, y que, ahora, también ha obligado a poner cuarentenas y medidas más restrictivas distintos países que reciban turistas ingleses.

Un problema que podría solucionar, según explicó el propio O’Leary, si el propio Certificado de la UE para el coronavirus y el que ofrece el servicio de salud del Reino Unido se hicieran compatibles. Una petición en la que han trabajado varios estados europeos, hasta el punto de presionar a la Comisión Europea para que fuera abordado en una reunión de embajadores en los próximos días, según publicaron distintos medios internacionales.

Sin ello, el turismo británico estará muy limitado. Una muy mala noticia para España, y otros países del sur de Europa, y para todos aquellos que anhelan volver a disfrutar de un verano normalizado.

Relacionados