martes, 29 noviembre 2022

Prada logra la confianza de los inversores y promete crecimiento récord para 2022

La mítica firma de moda italiana Prada resurge de sus cenizas tras varios años en negativo y una pandemia que ha producido grandes pérdidas en todo el sector. Su CEO Patrizio Bertelli, ha adelantado que esperan un crecimiento en las ventas entorno a los 3.100 millones de euros.  

El mayor grupo del lujo italiano tuvo que adecuarse a la situación provocada por la pandemia, cierre de tiendas, límites de aforos y multitud de medidas que le hicieron perder alrededor de 2.420 millones de euros el pasado 2020. Si la empresa consigue cumplir expectativas de ingresos para este año conseguirían rozar los niveles de antes de la pandemia, cuando en 2019 obtuvieron un beneficio de 3230 millones de euros. 

Tan esperanzador no ve el futuro la consultora Bain, que prevé que la industria de la moda de lujo y el prêt-à-porter no consiga recuperarse del batacazo en el que lleva sumido los últimos meses hasta finales del próximo 2022 o principios del 2023, por lo que según la consultora Prada no lograría hasta estas fechas alcanzar los niveles prepandémicos.  

RECUPERACIÓN POST-COVID 

Bertelli, apuesta por que la vuelta a la normalidad y en especial la vuelta del turismo y de los viajes será clave en la recuperación, «Para mí, ese será el gran motor de la recuperación. Es cierto que el consumo local en China va muy bien, pero también hace falta que la gente vuelva a viajar. Si los viajes se reanudan, sin duda veremos una mejora en las ventas«, explica el CEO. 

 «Ahora mismo estamos centrados en nuestro propio desarrollo, creemos que tenemos un gran margen de crecimiento», señala Bertelli

Las ventas en países asiáticos y especial en China consiguieron un repunte en las ventas y en los beneficios a finales del 2020, una tendencia positiva que se ha mantenido durante lo que llevamos de 2021.  

FUTURAS COMPRAS 

«Ahora mismo estamos centrados en nuestro propio desarrollo, creemos que tenemos un gran margen de crecimiento y no queremos disipar nuestra energía en cosas que no sean grandes oportunidades» afirmaba el CEO de Prada ante las especulaciones sobre una posibilidad de venta de otras marcas  más pequeñas dentro de sus espacios, «pero estamos abiertos si de verdad encontrásemos una oportunidad, no una marca pequeña o mediana, sino una grande o una mediana o pequeña pero con un gran potencial de crecimiento», por lo que no descartan una posible expansión si se da la pertinencia adecuada.  

 NUEVAS ESTRATEGIAS 

Desde el 2014 la empresa italiana venía arrastrando problemas por las pérdidas de beneficios, que en ese año cayeron un 28%, la implantación de nuevas estrategias como la alianza con la firma de cosmética francesa L´Oreal y la llegada de un nuevo codirector creativo, Simmons que ha trabajado anteriormente para Dior o Calvin Klein, a inicios de 2020, consiguiendo relanzar la marca.   

Inversion.es

La compañía italiana viene arrastrando una trayectoria positiva en los últimos años, en 2017 obtuvieron unos ingresos totales de 2741 millones y en 2019 consiguieron alcanzar 3225 millones. Los beneficios por acción cayeron en 2020 en – 0.02, aunque en el 2019 crecieron un 0.02 en comparación con el año anterior.  

El grupo italiano es propiedad de la Familia Bertelli-Prada en un 80%, en el pasado nunca se ha planteado vender, algo que parece que quieren seguir haciendo, «Es imposible, ni siquiera en el futuro, la independencia del grupo no está en cuestión», aseguró Bertelli. Además de afirmar que el grupo recaerá en el hijo de la pareja Lorenzo Bertelli. Este 2021 el grupo italiano, junto a la empresa también milanesa Zegna, han adquirido respectivamente un 40% de Filati Biagioli Modesto, especializada en la confección de cashmere y de otros hilos de gran calidad.  

Relacionados