jueves, 01 diciembre 2022

Así es Bolt, el Uber europeo, que llega a Madrid y pronto podría acabar en Bolsa

Bolt aterriza en Madrid rompiendo con el duopolio que Uber y Cabify tenían instaurado, la empresa ya trabajó en la capital española con sus patinetes eléctricos que acabó retirando. Desde Bolt apuestan por la coexistencia del VTC y taxi, compitiendo en igualdad de condiciones, de la misma manera que sus otras dos competidoras incluyen dentro de su aplicación el servicio de taxi.

«Nuestro objetivo es trabajar en equipo generando una demanda para todos, ya que solo sumando fuerzas se podrá construir una alternativa real, más segura y sostenible al modelo de movilidad basado en el coche propio», afirman desde Bolt.  La pandemia y la bajada de la actividad han creado el momento perfecto para que la compañía de Markus Villig, pudiera entrar en el mercado español, por la diversificación en la actividad de los conductores.  

Se presentan con premisas similares a las que anteriormente realizaron sus competidores, descuentos de lanzamiento (del 70% en sus primeros 5 viajes) o una mayor rentabilidad para sus conductores: «Bolt busca ofrecer a los conductores mayores ingresos por viaje a la vez que garantiza una alta demanda debido a precios competitivos. Y para ello ofrece mejores tarifas: se le cobra a los conductores hasta un 50% menos que la competencia por usar la plataforma, lo que la convierte en la opción más rentable tanto para los conductores como para los clientes». 

La pandemia como oportunidad de negocio

El 2020 le ha sentado muy bien a la empresa estonia han logrado duplicar el número de sus clientes alcanzando los 50 millones de usuarios, además según cálculos de TechCrunch basados en sus ventas la empresa está valorada en unos 3.500 millones de euros.  En un periodo de seis meses, de mayor a diciembre del pasado año, logró 20 millones de usuarios y su valoración ha aumentado a 1.800 millones.  

«ELEGIMOS PAGAR MÁS A LOS CONDUCTORES PORQUE CREEMOS QUE ES BUENO PARA NUESTRO NEGOCIO»

Como si nada de esto fuera poco, en diciembre de 2020 la compañía logró 150 millones de euros en una ronda de financiación, cuyo objetivo es doblar su expansión geográfica para alzarse como el mayor actor en el ámbito de los patinetes compartidos dentro de Europa. La puja estuvo liderada por D1 Capital Partners, también contó con la participación de Darsana Capital Partners, o el cofundador de Transferwise.  

Apuesta por el emprendimiento

La empresa está situada actualmente en Europa y África, pero esperan expandirse con su nuevo modelo Bolt Franchise, por Latinoamérica y Asía, un modelo basado en las franquicias en el que ya han participa empresas de México, Rusia o Arabia Saudí. «Creemos que es una gran oportunidad para emprendedores locales porque hemos recibido muchas peticiones a lo largo de los años de gente que quiere lanzar su propia plataforma de coches con conductor en, por ejemplo, España, o su plataforma de reparto de comida a domicilio, pero hoy por hoy la inversión tiene que ser muy alta. Tienes que invertir decenas y decenas de millones de euros en la tecnología, y estos jugadores locales no pueden hacerlo, pero tienen experiencia a nivel local», afirmaba el CEO y fundador de la empresa.  

Su creador, Markus Villig, empezó con solo 19 años convirtiéndose en el líder europeo más joven de un unicornio y este mismo año ha conseguido colarse en la lista de la revista Forbes “30 under 30”.  La sostenibilidad es algo que el joven también defiende alegando que, «cuando fundé este negocio con 19 años tenía la mayor parte de mi vida por delante, así que, en 30, 40 años no quiero vivir en un mundo donde millones de personas tengan que emigrar de sitios que ya no son habitables» 

Relacionados