sábado, 26 noviembre 2022

El mercado apuesta por una mayor concentración bancaria por la permisividad regulatoria

Las fusiones y absorciones en el sector bancario español están disfrutando de la permisividad de los organismos regulatorios antimonopolio. Los expertos auguran más fusiones de cara al futuro y la patronal bancaria cree todavía hay espacio para más uniones en el sector.

La última unión entre entidades fue la de Unicaja-Liberbank, cuya propuesta recibió la aprobación antimonopolio el pasado 29 de junio por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

De esta manera, la CNMC aseguraba que la absorción de Liberbank por parte de Unicaja Banco «no supondrá una amenaza para la competencia efectiva en este mercado a nivel nacional porque las cuotas resultantes no son relevantes, la adición es reducida y existen competidores importantes».

caixabank Inversion.es

Las causas por las que la operación no generó preocupaciones antimonopolio fueron principalmente el tamaño relativamente pequeño de los bancos y la limitada superposición geográfica.

Tras la confirmación de esta última unión de entidades bancarias y la de Caixabank y Bankia, se confirma que la regulación está favoreciendo a un sector concentrado cada vez en menos manos. Para los analistas de Bloomberg esto sugiere que “una mayor consolidación en el sector bancario del país es posible desde una perspectiva regulatoria”.

COMPROMISOS MENORES

A pesar de contar con el visto bueno de Competencia, Unicaja y Liberbank tuvieron que adoptar algunos compromisos menores para llevar a cabo la operación, puesto que la fusión sí que suponía una amenaza para la competencia efectiva en el mercado de sucursales a nivel provincial.

Por el momento, la operación ya cuenta con el beneplácito de la CNMC, pero aún debe ser ratificada por el Ministerio de Economía. En el caso de Caixa-Bankia este proceso tardó solamente 24 horas. En cuanto a la cuota de mercado combinada de Caixa-Bankia, esta solo preocupó en unas pocas zonas de España, donde la entidad fusionada habría sido un monopolio, pero incluso en estas ubicaciones, las desinversiones de las empresas se frenaron.

el regulador exigió soluciones de comportamiento en los cajeros automáticos, y las empresas debían proporcionar a los clientes

La participación de mercado combinada en préstamos, depósitos, seguros, banca corporativa y tarjetas de crédito no generó preocupaciones. Sin embargo, el regulador exigió soluciones de comportamiento en los cajeros automáticos, y las empresas debían proporcionar a los clientes de las demás el acceso a sus redes en las mismas condiciones que sus propios clientes.

MÁS FUSIONES Y MÁS CONCENTRACIÓN

Con el viento regulatorio a favor, el panorama probablemente aún “podría aceptar más operaciones, incluidas las pequeñas y medianas, ya que es probable que las autoridades permitan una mayor concentración”, indican desde Bloomberg.

Por su parte, la patronal de entidades bancarias, la Asociación Española de Banca (AEB), cree que aún hay espacio en España para más fusiones bancarias. Así lo confirmó el pasado junio su presidente José María Roldán.

“El proceso de fusiones no está cerrado hasta que esté cerrado. Llevo más de una década diciendo que en España hay cabida para las fusiones bancarias. Las grandes entidades españolas son producto de ese proceso de fusiones y es importante que se siga en ese camino. En el caso español, las fusiones han hecho que el sistema bancario sea más potente, más internacional y más resistente”, aseguró Roldán.

Relacionados