lunes, 04 julio 2022

La manada de bajistas no suelta a Audax, mientras exprimen a sus minoritarios

Audax Renovables ha perfilado su camino futuro de cara a los próximos cinco años. La firma que dirige el nuevo chico millonario de España, José Elías, apostará por crecer en generación para lo que invertirá hasta 2.400 millones durante ese periodo. Pero el plan también tiene sus riesgos. La deuda sigue creciendo y podría desbocarse una vez se ejecute el plan. La competencia empieza a ser feroz y las compañías interesadas son auténticos monstruos. Por último, el sector todavía no cuenta con una valoración estándar, después de un boom inicial y un enfriamiento posterior.

Unos retos exigentes y que han llevado a que un número significativo de inversores no confíen en el buen hacer de la compañía. Así, Audax cuenta con hasta cinco fondos agresivos que están apostando por una fuerte caída del valor de sus acciones en los próximos meses, esto es posiciones cortas. Entre todos ellos, poseen cerca del 5,8% del capital social de la compañía, unos 50 millones de euros, que les permite apretar la cotización para forzar una tendencia a la baja en los últimos meses.

Los bajistas olieron la sangre en abril, momento en el que la mayoría de ellos alcanzaron su porcentaje más grande invertido en contra. Desde entonces, unos han ido reduciendo la posición a medida que el valor caía, recogiendo beneficios, como en el caso de BNP Paribas, Citadel o Linden. Mientras, otros mantienen la misma cantidad que por aquel entonces esperando un derrumbe mayor como Polar y, especialmente, D.E Shaw & Co.

CITADEL, EL TEMIBLE CAZADOR QUE PERSIGUE A AUDAX

Una estrategia que, por el momento, les ha dado buenos resultados. Así, en torno al mes de marzo, cuando hacen sus primeras incursiones, el valor de los títulos de Audax se sitúa cómodamente cerca de los 2,15 euros. En abril, llega a sobrepasar los 2,2 euros. Un hecho que lleva a los fondos oportunistas a doblar su apuesta a la espera de resultados. En la actualidad, las acciones pelean por mantenerse en el nivel de los 1,9 euros, lo que supone una caída (y ganancia para los bajistas) superior al 13,5%.

Pero no acaba ahí. De hecho, la mayoría de ellos mantiene posiciones relevantes, por encima del 1%, con el gigante Citadel a la cabeza. La firma es conocida por estar detrás de derrumbes muy pronunciados en España como el de Dia, con el que sus inversores (y ejecutivos) han hecho mucho dinero. Detrás del fondo está, además, uno de los estrategas más reconocidos del mundo de las finanzas en los últimos años, Ken Griffin.

En el caso de Audax, su apuesta en contra supera el 2%, lo que refleja que la firma de inversión está convencida de que el valor de las acciones bajará en las próximas semanas o meses. De hecho, ese porcentaje es uno de los más altos que tiene Citadel en sus múltiples apuestas bajistas en la Bolsa española. Por detrás del gigante, se sitúan Linden y D.E Shaw con un porcentaje apostado en contra que supera el 1%. En concreto, la primera mantiene un 1,18%, mientras que la segunda alcanza el 1,09%.

LA PRESIÓN DE LOS BAJISTAS

Linden Advisors es una firma global e independiente que ofrece fondos de cobertura, esto es que pueden invertir a que los valores de las acciones suben o también que bajan. La firma, fundada en 2003 y ubicada en la ciudad de Nueva York y Hong Kong, ha sido asesora de inversiones registrada en la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. Desde 2006. Por su parte, D.E. Shaw es un gigante de la inversión fundada en 1988 por el propio David E. Shaw y es conocida por aplicar modelos matemáticos para analizar y ejecutar sus inversiones. En la actualidad, maneja una cartera valorada en decenas de miles de millones de euros distribuidas en distintos sectores y formas de inversión.

Por último, aparecen con un menor peso la firma bancaria francesa, BNP Paribas, a través de uno de sus múltiples fondos. Y, también, Polar Asset Management que como los anteriores es una gestora con fondos de cobertura que, en su caso, se especializa en inversiones relacionadas con el cambio climático y las energías renovables. Un sector en el que tiene un gran número de expertos con experiencia que han visto, o creen, que la valoración de Audax no coincide con sus modelos.

En definitiva, la presencia de bajistas suele ser mala señal para las compañías. Los analistas de los fondos de cobertura, de los mejores pagados en el mundo, se equivocan poco o muy poco (funcionan por comisiones). Por lo que sí es difícil ya ver a uno hacerlo, que lo hagan cinco parece muy improbable. Aun así, las nuevas aspiraciones de Audax han dado aire una presa que, sin embargo, sigue en las fauces de los bajistas.

Relacionados