viernes, 01 julio 2022

Bill Gates busca hacer caja con la firma vegana Impossible Food, mientras carga contra la carne

Las tendencias de los últimos años sobre vida sana han hecho despegar las alternativas veganas a la carne. Un sector, además, que ya no solo está restringido a ese uso propio, sino que se presenta como un complemento para poder reducir el exceso de consumo animal. Todo comenzó en los mercados y, por el momento, la evolución es meteórica. Así, en 2019 Beyond Meat dio su salto a bolsa. Ahora una de sus principales competidoras Impossible Foods está tanteando dar el salto bursátil el próximo año.  

El fabricante de alternativas a la carne a base de soja está llevando a cabo una política de precios muy agresiva. Así, ejecutó una reducción de los precios en sus restaurantes y el pasado mes de febrero también rebajó los precios de venta al público en un 20%. con ello, la firma logra alcanzar las cifras de sus competidores y otros restaurantes de comida rápida al ofrecer sus productos por tanto solo 5.49 dólares, lo que supone apenas 4,5 euros.

Para su posible salida al mercado, estarían tanteando dos opciones, la primera de ellas a través de una oferta pública inicial (OPI) o mediante una SPAC, basándose en una fusión inversa con una empresa “de cheque en blanco”, pudiendo adquirir una valoración de 10.000 millones de dólares con estos movimientos.  

Credit Suisse: “La industria alimentaria se verá cada vez más sometida a escrutinio por parte de los inversores”

Además, continúan su acercamiento al público generalista, ahora se pueden encontrar sus productos en restaurantes de comida rápida como Burger King, lo que sumado al impulso que ha dado la pandemia a este tipo de restaurantes por sus servicios de delivery, ha supuesto un impulso adicional.  

También han aumentado su presencia en tiendas físicas llegando a cerca de 20000, debido a que las ventas minoristas de productos veganos han aumentado en Estados Unidos un 27% interanual en 2020 según un informe del Good Food Institute  y Plant-Based Foods Asociation (PBFA). 

Asía se apunta también a esta moda

Aunque este fenómeno no es solo americano, en los mercados asiáticos también están teniendo muy buena cabida.  Analistas de UBS afirman que “en China, el espacio de las proteínas alternativas ha visto una serie de inyecciones de capital a las nuevas empresas nacionales, como Hey Maet y Starfield. Mientras tanto, la empresa estadounidense de huevos veganos Eat Just también ha acordado suministrar sus productos a la cadena de comida rápida china Dicos”. 

“Creemos que el mercado mundial de la carne de origen vegetal alcanzará los 85.000 millones de dólares en 2030, lo que lo convierte en el segmento de más rápido crecimiento dentro del tema más amplio de la revolución alimentaria, que ahora encabeza la lista de nuestras inversiones preferidas a largo plazo”, estiman los analistas.  

Rostros reconocidos apuestan por la “carne” vegetal

La marca de alimentación vegana cuenta como principales patrocinadores a los inversores de riesgo Khosla Ventures Horizons Ventures, además de personajes reconocidos como la tenista Serena Williams o el rapero Jay-Z. Según PitchBook la compañía consiguió recaudar en el mercado privado 1500 millones de dólares.  

Otros rostros conocidos también se están sumando a las alternativas de la carne, pero de una manera un poco distinta, Jeff Bezos y Bill Gates apuestan por la carne artificial, entre este tipo de empresas destaca Nature´s Fynd, que produce proteínas usan menos recursos que la agricultura tradicional, en concreto una proteína de hongos nutricionales. 

Aunque no es la primera vez que Gates invierte en este tipo de mercados. De hecho, en 2017, el magnate ya se convirtió en accionistas de un largo grupo de estas firmas: Impossible Foods, Beyond Meat, Memphis Meats y Hampton Creek Foods. Además, el multimillonario ya ha afirmado en más de una ocasión que “todos los países ricos deberían pasar a la carne 100% vegetal para mitigar el cambio climático” en su blog personal.

Otro ejemplo sería Ebro Foods que en 2020 tuvo un buen año en el parque subiendo un 11.8% durante un ejercicio en el que el Índice General de Precios de la Bolsa de Madrid cedió en mas de un 15%.

Relacionados