jueves, 09 diciembre 2021

La revolución NFT triunfa en ARCO con la venta de la primera obra expuesta en este formato

La primera obra de arte en formato NFT se ha vendido en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO) el pasado fin de semana por la cifra de unos 10.400 euros. Se trata de la obra Tree Hash,el bonsái digitalizado por el artista burgalés y director del Departamento de Innovación de la Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia, Solimán López.

La criptografía en el mundo del arte ha venido para quedarse y cada vez son más los artistas que acuden a este formato de transmisión para llegar a más público, obtener mayor reconocimiento y lograr un beneficio económico que de otra forma no obtendrían.

Solimán López ha sido el primero en exponer en ARCO una obra de arte en formato NFT (token no fungible) y venderla. El artista adquirió un bonsái real por internet, lo digitalizó y convirtió en 3D mediante la técnica de la fotogrametría. Después creó un NFT con un algoritmo único basado en blockchain, replantó el árbol y geolocalizó su posición como parte del material tokenizado.

Tree Hash estaba incluida dentro de la exposición de la galería Baró y se ha podido ver en el evento artístico entre el 7 y el 11 de julio. “El árbol ahora es parte de la estructura de lo digital y regresa a su entorno natural“, explica el autor en la ficha de la obra en la plataforma Artsy. El precio inicial de la obra era de 12.000 euros, pero finalmente la transacción se ha realizado por 10.400, según indica Bussines Insider.

Además de esta obra, ARCO ha acogido también la de otro artista español, Daniel Canogar, que ha querido representar una crítica hacia parte de este sector a través de su trabajo Schred (trituradora en inglés). Se trata de un algoritmo que destruye y reconstruye obras en NFT que se acaban de vender para criticar de esta manera la especulación que existe en este mercado en detrimento del arte.

EL AUGE DE LOS NFT EN EL ARTE

A pesar del auge que experimenta desde hace meses la tecnología blockchain, sigue siendo un formato novedoso en el mundo del arte. Los NFT son activos digitales que, a través de esta tecnología de cadenas de bloques, garantizan la exclusividad de la obra a través de su autoría. Si bien es cierto que el comprador no adquiere una obra física, si obtiene el certificado digital de que la obra que ha adquirido le pertenece.

Este nuevo sistema de transacciones ha supuesto una nueva forma de comercializar obras de arte y con ello una nueva forma de coleccionismo y también de especulación. La parte más positiva es para los artistas, quienes a través de los NFTs pueden conseguir el reconocimiento que antes no tenían, así como unas ganancias que de otra manera tampoco podrían conseguir.

CADA VEZ HAY MÁS EJEMPLOS QUE CONFIRMAN EL AUGE DE LOS NFT, COMO EL CASO DE LA VENTA DEL CÓDIGO FUENTE DE LA WORLD WIDE WEB POR 4,5 MILLONES DE EUROS

Si hay un ejemplo que lo confirma es el del diseñador gráfico Mike Winkelman, más conocido como Beeple, el artista que durante 13 años realizaba una composición diaria y la subía a su cuenta de Instagram.  Beeple fue uno de los primeros en hacerse un nombre en este mundo e incluso se llegaron a pagar 57 millones de euros por su trabajo The First 5000 Days a través de la subasta en la famosa Christies.

Es por ello que en el mundo de las subastas los NFTs  son cada vez más populares y cada vez hay más ejemplos que confirman su auge, como el caso de la venta del código fuente de la World Wide Web por 4,5 millones de euros en otra gran casa de subastas, Sotheby’s.

La realidad es que es una tecnología cada vez más empleada en el mundo del arte y los artistas españoles ya han comenzado a utilizarla. La próxima fecha para medir su alcance y su impacto en el mercado español será en el próximo evento de ARCO que celebrará su 41ª edición del 23 al 27 de febrero de 2022.

Relacionados