martes, 29 noviembre 2022

Los inversores no perdonan a Tubacex la guerra abierta con sus trabajadores

Tubacex se ha cerrado en banda. La firma anunció que no readmitirá a los 129 empleados despedidos por ERE de las plantas de Llodio y Amurrio. De esta forma, la compañía pretende recurrir la sentencia del Tribunal de Justicia Superior del País Vasco (TSJPV) que anuló los despidos. La empresa vasca considera que “sus razones indiscutiblemente estructurales” de la crisis que atraviesa quedarán “avaladas legalmente”.

La empresa de producción de tubos ha optado por abonar la nómina de los trabajadores despedidos sin la necesidad de que estos tengan que presentarse a su puesto de trabajo. Esta decisión abre un nuevo capítulo en la “guerra” entre Tubacex y el TSJPV. El Tribunal vasco declaró nulo los despidos al considerar que las pérdidas económicas de la empresa no son “coyunturales” como argumenta Tubacex. 

La compañía de vasca ha argumentado que el ajuste es necesario para garantizar la viabilidad de las fábricas alavesas de Llodio y Amurrio. Y es que Tubacex se encuentra en medio de una reestructuración de la plantilla, con más de 400 despidos en fábricas de todo el mundo. La empresa opera en España, Austria o Estados Unidos entre otros. La reconversión que queda pendiente es la de las fábricas alavesas. 

TUBACEX CAE EN BOLSA

Mientras tanto, la posición en Bolsa de Tubacex es complicada. A pesar de que hay previsiones de que las acciones vayan al alza, desde que los 129 trabajadores fueron despedidos y el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha obviado los argumentos de la empresa, sus acciones se han devaluado en el Mercado de Valores. 

LAS ACCIONES DE TUBACEX SE HUNDEN HASTA UN 27,5% DESDE MAYO

En mayo de este año marcaron su mejor posición en Bolsa. La empresa vasca tenía unas acciones por valor de 2 euros. Curiosamente, momento en el que Tubacex no contaba con los trabajadores despedidos y estaba en disputa con el Tribunal de Justicia vasco. Desde ese momento, han caído de forma continua. Las acciones actuales tienen un valor de 1,45 euros, es decir, un 27,5% menos con respecto al mes de mayo. Y un 7% menos que a principios de 2021. 

Veremos si la decisión de pagar a los trabajadores, a pesar de que estos no recuperen su empleo, mejora la imagen de la empresa en Bolsa, y aumenta el valor de sus acciones. Aunque la empresa ha precisado que en septiembre continuará con el ERTE que motivó la pandemia.

Relacionados