martes, 05 julio 2022

Con la caña preparados para esperar el rebote de Prisa

Promotora de Informaciones más conocida como el Grupo Prisa presentó recientemente sobre cambios en su consejo, lo que da a entender una nueva estructura y nuevos aires. Una transformación importante de cara a la metamorfosis sustancial que necesita el conglomerado más grande de los medios de comunicación de España e Hispanoamérica para volver al éxito.

Con una capitalización bursátil por niveles de los 576M la cual es inferior a compañías de su mismo sector, incluso frente a empresas más pequeñas, refleja una debilidad estructural y financiera que pronostica la posible visita de sus acciones a los mínimos históricos logrados para septiembre del año 2020 posteriores a la pandemia en niveles de 0,38 euros por acción.

La acción del grupo Prisa ha perdido más del 95% de su valor desde el año 2000 cuando lograba su máximo histórico en 450 euros por acción, precios que nunca más se volvieron a visitar. No obstante, cuando una acción ya no tiene más que caer, tiene dos opciones, liquidar o cambiar su estructura desde dentro hacia fuera lo cual parece que están haciendo de acuerdo con los cambios de su Consejo.

Técnicamente, la acción de grupo Prisa nos presenta una clara tendencia bajista mensual y al mismo tiempo un canal bajista que ha generado rupturas sólidas de los mínimos decrecientes, respetando las resistencias que deja a su paso hasta llegar a los niveles 0,38 euros por acción. El precio actual de la acción de grupo Prisa ha tratado de recuperar los niveles previos a la pandemia sin lograrlo, pero por la tendencia tan marcada con directriz bajista la cual respeta la última resistencia en niveles de 1,02 euros, es posible que genere un nuevo impulso bajista a los mínimos anteriores.

Una vez el precio visite esos mínimos anteriores y saque al público a través de nuevas rupturas de su ultimo mínimo decreciente, la acción de Prisa podría buscar precios previos a la pandemia lo cual nos podría mostrar que el cambio en el consejo y los cambios en su estructura fueron la solución a la situación de esta empresa.

Con un precio de la acción por encima de los 2 euros supondría iniciar un camino alcista sin precedentes, sin embargo, para que esto sucediera, deberíamos ver en un futuro no lejano alguna mega transacción de adquisición por parte de un grupo de absorción o relacionado, que impulse el interés por estas acciones lo cual no parece algo descabellado pues suele suceder cuando el precio de una acción de una compañía de historia como prisa es muy bajo.

Relacionados