miércoles, 04 agosto 2021

Tesla dibuja una figura de banderín que podría ayudar a la acción a buscar nuevos máximos

Tesla, con una formación técnica de banderín presenta un posible y fuerte impacto para un futuro no lejano.

Tesla parece ser el Apple del sector automotor con una fabricación de coches eléctricos de última generación. La empresa, además, está inmersa en el campo de la energía solar. Asimismo, ofrece un modelo de negocio de entrega inmediata de sus productos, de buen diseño y adicional a todo eco ambiental, Tesla pareciera ser la empresa automotor del futuro.

En el primer semestre del año en curso, Tesla aumentó sus ventas hasta el 95% frente a las ventas del mismo periodo del año pasado, lo realmente importante es que este crecimiento es prácticamente tres veces por encima del crecimiento del mercado en general, algo que enfoca el interés de los consumidores hacia el uso de la nueva tecnología en pro del medio ambiente.

Elon Musk, no contento con los excelentes resultados de su empresa por las ventas de sus modelos, lanzó al mercado los modelos S y X, pero adicional a eso la producción de los prototipos Y y el Cybertruck. Suma adicional, es el interés de impulsar producción de sus modelos en la planta de Berlín para centrarse tanto en Estados Unidos como en Europa, ganar cuota de mercado y lograr nuevas cifras récord.

Esto simplemente es una presentación de lo que pareciera va a suceder con Tesla y, por ende, con la acción de Tesla que en tan solo dos años ha subido más del 2000%. Un análisis técnico sencillo nos ubica en la punta de un banderín próximo a hacer ruptura. Es entonces momento de considerar el posible nuevo ingreso de más compradores tanto de vehículos como de acciones.

Encontramos en gráfico mensual que desde julio del año 2019 el precio ha incrementado su acción en más de 2200% cuando se encontraba en niveles de 35,40 dólares por acción y actualmente el precio oscila en niveles de 659 dólares por acción con un máximo histórico que cumple para el 4 de enero del año 2021 en niveles arriba de 900 dólares por acción.

El precio ha tenido cierta lateralidad que nos muestra una formación técnica simple de banderín la cual nos da la idea de posibles rupturas alcistas dada la fuerza que presenta históricamente, siempre que el precio respete esa directriz alcista y al mismo tiempo confluya con el último nivel de soporte ubicado por los 634 dólares. Estaríamos entonces interesados en buscar esos impactos al alza con rentabilidad aproximada de más del 80% en primer impacto a los 1.256,75 dólares y por supuesto, atentos a cualquier tweet de parte de Elon Musk que sirve de madera para dar más fuego y volatilidad a los mercados.

Relacionados