miércoles, 04 agosto 2021

Prosegur alcista hacia los 3 euros por acción

Prosegur es una empresa española fundada en 1976 especializada en servicios globales de seguridad. Es la tercera compañía del sector de la seguridad privada a nivel mundial y ocupa el primer puesto en España. En 2020 Prosegur ingresó un beneficio neto de 69 millones de euros, un 56,7% menos que en 2019. En el primer trimestre de 2021, el beneficio neto ha sido de 20 millones de euros, un 4,9% más que en el mismo período de 2020.


A finales de junio, Prosegur anunció en su Capital Markets Day (CMD) su plan estratégico y sus objetivos de cara a 2023. La previsión estimada por Prosegur aumentaría sus ingresos entre un 17 y 26% hasta 2023, cifra que supera la previsión de los analistas entre un 8 y un 15%. En el conjunto de los tres años del plan estratégico, Prosegur espera generar un fuerte crecimiento tanto en volumen de ventas como en términos de rentabilidad, alcanzando las cifras previas a la pandemia en 2022.

Debido al aumento de los ciberataques, Prosegur Crypto ha creado un búnker digital para gestionar criptoactivos, tras llegar a un acuerdo con la empresa de ciberseguridad GK8. Esta plataforma incluye todas las medidas de seguridad tanto físicas como digitales para minimizar el riesgo en la gestión de criptoactivos.

El CEO de Prosegur Crypto, Raimundo Castilla, comentó que “la combinación físico-digital resuelve problemas reales de muchos operadores del ecosistema cripto que, a medida que crecen sus fondos y conscientes de las vulnerabilidades o de capacidades insuficientes, tratan de encontrar soluciones con la mayor seguridad posible”.

A lo largo de estos años, Prosegur ha continuado invirtiendo en sostenibilidad, tanto que se ha marcado alcanzar el Acuerdo de París 10 años antes de lo previsto (2050). Entre otras medidas, está adquiriendo vehículos eléctricos e híbridos y reduciendo la flota, de forma que Prosegur Security y Alarms esperan reducir sus emisiones un 5%.

A nivel técnico, desde su máximo histórico en los 7 euros por acción que alcanzó en diciembre de 2017, Prosegur ha seguido una tendencia bajista. En marzo de 2020, con la situación de la pandemia, su precio se situó en 1,80 euros por acción. Desde dicho mínimo, a finales del mismo año, inició una formación de canal alcista, que perforó la línea de tendencia de los últimos tres años, y que a día de hoy continua. Para el corto plazo, de continuar con la formación del canal alcista y si consolida el nivel 2,77, Prosegur se situaría por encima de los 3 euros por acción. Si continua alcista y cumple los resultados objetivo de los próximos dos años, podríamos ver a Prosegur recuperar precios anteriores a la pandemia, cerca de los 4 euros por acción.

Relacionados