miércoles, 04 agosto 2021

Robinhood deja su truco al descubierto y complica su debut bursátil

Robinhood Markets se ha convertido en una de las compañías de las que más se ha hablado en los últimos meses. La firma se hizo famosa por ser el primer bróker que ofrecía sus servicios gratis a los clientes. Un hecho que le ha granjeado una gran popularidad entre sus usuarios. Ahora, pretende estrenarse en la Bolsa estadounidense con una capitalización de 35.000 millones de dólares en su debut en Wall Street. Aunque todavía no está cerrada, después de un año preparando ese día. 

Esas características han convertido la IPO de Robinhood es una de las más esperadas. Los analistas se agolpan para descubrir sus secretos, entre ellos el mejor guardado: ¿Cómo consiguen ingresos?. Al fin y al cabo, con un nivel de comisiones inexistente, que solo cobra a un porcentaje que llama Premium, los expertos esperaban encontrar que la compañía es muy dependiente de una práctica controvertida llamada Pago por Flujos de Pedidos. De hecho, el 81% de su facturación viene de ello.

Robinhood nació hace ocho años con el objetivo de facilitar el acceso a las finanzas. Es una app con un target muy definido. Jóvenes y pequeños inversores, con una edad promedio por debajo de los 30 años. En 2020 recaudó 280 millones de dólares. La compañía está valorada en unos 8.300 millones de dólares. La compañía ofrece a sus clientes servicios de trading de acciones y criptomonedas libre de comisiones, a través de su web o app móvil. La recibe órdenes de compra y venta de acciones, y las envía a diferentes bancos de inversión para su ejecución. 

DISCOUNT BROKERAGE DICEN QUE ES LA RESPUESTA

La fuente principal de ingresos dice la compañía que está en los “discount brokerage”, es decir, corredores de descuento. La diferencia con un corredor de servicio completo es que el discount brokerage no proporciona asesoramiento de inversión ni realiza análisis en nombre del cliente. Gracias a aplicaciones como Robinhood cualquiera puede acceder al mundo de la inversión. Hace años sólo los ricos podían pagarse un corredor. Este tipo de aplicaciones mueve transacciones con pagos muy bajos, pero mueven volúmenes muy elevados de órdenes.

Pero en realidad, lo que se hace es desviar esos enormes flujos de operaciones hacía otros actores que los compran. Así, por ejemplo las operaciones que se realizan a través de Robinhood no son reales, ya que se interceptan por otros gigantes como Citadel o Virtu que juegan con las pequeñas diferencias entre la cotización real y la que marca la plataforma. Al final, las firmas como Robinhood u otros bróker no son más que un casino gigante en el que la gente opera en un mercado cerrado. Y ellos solo esperan a que sus usuarios pierdan.

Todo ello, genera un cruce de intereses que es cada vez más investigado por las autoridades. De hecho, el presidente de la Comisión de Bolsa y Valores, Gary Gensler, desconfía de este tipo de prácticas. La razón es que plantea un conflicto de intereses para los corredores, porque los corredores pueden recolectar más dinero para vender el flujo de pedidos de sus clientes o pasar ese dinero a los clientes en forma de ahorros de precio en sus operaciones. Y, por si fuera poco, el propio Gensler ha advertido que revisará está fórmula en los próximos meses.

CLIENTES “GOLD” DE ROBINHOOD

Quizás por ello, la salida a Bolsa de Robinhood se está retrasando tanto. Aun así, la compañías tiene otra de las fuentes de ingresos con el servicio premium, lo que ellos llaman miembros “Gold”. Estos miembros pagan 5 dólares al mes por acceder a otro tipo de operaciones, más instrumentos de inversión, descuentos por compras con la tarjeta de crédito etc. La empresa ha crecido de forma exponencial en los últimos años. En 2018 cifraron un aumento de 227% en sus ingresos, con más de 70 millones de dólares por el flujo de órdenes operadas.

el presidente de la Comisión de Bolsa y Valores, Gary Gensler desconfía de este tipo de prácticas

La historia de crecimiento de Robinhood ha llegado a un punto de inflexión. Al decidir debutar en Bolsa, por la necesidad de financiación en su expansión, se ha visto obligado a desvelar sus cartas tapadas. Unos naipes que antes suponían una importante ventaja y que gustaban al mercado, pero que ahora podría ser un problema. Al menos, si el propio Gensler decide actuar en su contra porque considera que estaban marcados. Un as en la manga te puede hacer ganar, siempre y cuando el de enfrente no descubra el truco.

Relacionados