miércoles, 04 agosto 2021

El año más complicado de Amancio Ortega: queda fuera del top 10 de los más ricos del mundo

El 2021 está siendo un año de sorpresas entre las grandes fortunas. En este caso, la del magnate gallego Amancio Ortega ha sufrido una paradoja, pues cuanto más ha aumentado su patrimonio, más posiciones ha caído en la lista Forbes, que clasifica a las personas más ricas del planeta. Inditex consiguió revocar los efectos de la crisis por la pandemia del coronavirus a través de los beneficios que obtuvo de sus ventas online. Su cotización en bolsa se ha visto afectada en el último mes por el miedo a la quinta ola de contagios que sigue lastrando al Ibex 35, así como por el efecto que provocó la firma de ropa británica Asos tras la presentación de sus resultados de ventas del tercer trimestre.

No está siendo un buen verano para el Ibex y los resultados de las últimas semanas lo confirman. El pasado lunes registró su mayor caída desde el mes de abril y la tendencia bajista parece no mejorar debido a las malas previsiones sobre el coronavirus.  Además de las principales compañías turísticas, algunos grandes valores como Inditex tampoco están teniendo buenos resultados en las últimas sesiones. La semana pasada la multinacional textil retrocedía hasta un 5% en el selectivo español por el efecto dominó que provocó Asos en el sector retail. La compañía de venta online presentó los resultados de ventas en lo que llevamos de tercer trimestre mostrando un debilitamiento en este período, lo que le costó un desplome en bolsa del 18%. A pesar de ello, Inditex ha obtenido correcciones al alza en las últimas sesiones.

ACTUALMENTE SE ENCUENTRA EN EL PUESTO NÚMERO 13 DE LA LISTA CON UN PATRIMONIO NETO QUE SUPERA LOS 77.000 MILLONES DE DÓLARES

A esta situación hay que sumarle la pérdida de influencia que Amancio Ortega está sufriendo a nivel global, si tenemos en cuenta que desde hace meses ya no se encuentra en el top 10 de las personas más ricas de la lista Forbes. El empresario español, que llegó a ostentar el primer puesto de este selecto club de multimillonarios y se mantuvo en segunda posición en diferentes ocasiones, ya no compite al mismo nivel que Jeff Bezos, Elon Musk, Mark Zuckerberg o Bill Gates.

Actualmente se encuentra en el puesto número 13 de la lista con un patrimonio neto que supera los 77.000 millones de dólares (unos 65.000 millones de euros) y tampoco es la fortuna europea con mayor prestigio de la clasificación. Le superan el propietario de LVMH, Bernard Arnault, con un patrimonio de 182.000 millones de dólares y Françoise Bettencourt (Loreal), con un patrimonio estimado en 87.100 millones de dólares.

Sin embargo, los motivos de este descenso en el ránking de superricos no son los altibajos bursátiles de Inditex, ni la pérdida de patrimonio de Ortega, sino la explosión de millonarios que ha emergido en el periodo de crisis sanitaria. De hecho, paradójicamente, el patrimonio neto del fundador y accionista mayoritario de Inditex ha aumentado notablemente  y supera al que ostentaba en 2019. En este año antes de la pandemia la cifra sumaba 62.700 millones de dólares y en 2020 el patrimonio del empresario estaba valorado en 55.100 millones de dólares.

La venta online factor clave

En 2020, en plena crisis sanitaria, Inditex aprovechó el tirón de la venta online y las cifras de facturación a través de este canal aumentaron considerablemente.  De esta manera, supusieron hasta el 32% de la facturación de la firma, experimentando un crecimiento del 67%, según confirmó el presidente de la compañía Pablo Isla en la última junta general de accionistas.

Tienda Zara

Isla también destacó la importancia de la gestión integrada de inventarios de la tienda física y online, que considera un factor clave para el impulso de las ventas por internet. De hecho, el año pasado la gestión integrada de los inventarios llegó  a 5.777 tiendas, permitiendo  distribuir 46 millones de pedidos por un importe de 1.155 millones de euros. Asimismo, los planes de la multinacional textil de Amancio Ortega de aquí a 2022 es apostar por una mayor digitalización a la que destinarán 1.000 millones de euros y a introducirlas últimas tecnologías en las tiendas físicas de Inditex, invirtiendo 1.700 millones.

La apuesta por la venta online y por ir modificando su estrategia empresarial a las tendencias de los consumidores hace que desde la compañía miren al futuro con optimismo y esperen un gran crecimiento para los próximos años. Está por ver si será suficiente como para que el magnate gallego vuelva a posicionarse como unas de las grandes fortunas que dominan el podio mundial o su descenso en la lista Forbes continúa.

Relacionados