viernes, 01 julio 2022

Duro Felguera coge aire y podría rebotar con fuerza en los próximos días

Duro Felguera es un grupo empresarial internacional, especializado en la ejecución de proyectos llave en mano para los sectores energético, industrial y de Oil & Gas. La pandemia ha sido un gran enemigo para Duro Felguera, que cerró la actividad del 2020 con pérdidas por 171 millones de euros y las ventas cayeron un 63% respecto al año anterior, hasta los 143 millones de euros. A cierre del año, la deuda bruta era de 95,3 millones de euros. Su plantilla se ha visto reducida, pasando de 1.546 empleados en 2019 a 1.173 empleados en 2020.

Estos resultados han llevado a la empresa a buscar financiación externa. En mayo de este año recibió el primer rescate de la SEPI, donde ingresó 30 millones de euros, tras haber cumplido las condiciones pactadas. Entre ellas, Jaime Argüelles ha sido nombrado nuevo consejero delegado y se ha llegado a un acuerdo con las siete entidades financieras, que forman parte del ‘pool’ de acreedores, para la refinanciación de los 85 millones de euros que adeuda la compañía. Hace unas semanas, Duro Felguera pidió una prórroga a la SEPI hasta el 30 de septiembre, para cumplir con las condiciones pactadas de la segunda fase del rescate. Ya que al no reunir todos los requisitos, no le han concedido la segunda parte de la financiación.

A nivel técnico Duro Felguera tras la caída del 50% al inicio de la pandemia, siendo el mínimo alcanzado los 0,30 euros por acción, su recuperación ha sido lenta, hasta que en noviembre inició una senda alcista alcanzando los 1,50 euros por acción. Desde dicho máximo, su tendencia ha sido bajista durante los últimos 3 meses. Actualmente el precio se sitúa en los 0,70 euros por acción, tras varias velas de rechazo al soporte 0,67 y apoyándonos en el indicador RSI, podríamos haber llegado al final de la tendencia bajista.

Para el corto plazo, en el marco técnico podríamos ver el precio lateral, hasta encontrase con la línea de tendencia, por lo que si el precio perfora dicha línea, podría salir de la formación lateral iniciando una nueva tendencia alcista, donde el precio iría a buscar la resistencia de los 0,78 euros por acción. Para un escenario bajista, si el precio al acercase a la línea, la respeta, el precio continuaría bajista y se iría al siguiente soporte en los 0,60 euros por acción.

Relacionados