jueves, 07 julio 2022

Donde invertir tras las caídas de las bolsas: las claves para JP Morgan y BlackRock

Las buenas expectativas para el 2021 que se preveían a principios de este año se han ido diluyendo, por la nueva ola de Covid que ha vuelto gran fuerza y ya son muchos los analistas continúen golpeando a los índice.  Así lo ven desde Deutsche Bank, “los inversores se enfrentan a la perspectiva muy real de que las limitaciones en la vida diaria podrían ser un factor que afecte a los mercados y las empresas incluso en 2022, lo que está muy lejos de las esperanzas que muchos tenían a principios de este año cuando comenzó el lanzamiento de la vacuna”.

 Otros como JP Morgan se muestran mucho más positivos y continúan creyendo en las bolsas. Aseguran que la renta variable sigue “constructiva” a pesar de las nuevas noticias y caídas. Afirman que “incluso aunque la situación actual de las bolsas y el mercado de bonos sugieran que la economía global está entrando en su final de ciclo, nuestra investigación sugiere que la recuperación aún está en pañales y gradualmente va dando pasos hacia la mitad del mismo”.

La entidad estadounidense no piensa que la variante Delta vaya a conseguir descarrilar las reaperturas económicas más amplias debido al bajo número de hospitalizaciones, debido al avance del proceso de vacunación. 

“Como se argumentó anteriormente, la reapertura de la economía no es un evento, sino más bien un proceso, que en nuestra opinión todavía no está descontado, y especialmente ahora dados los movimientos recientes del mercado”.

Ponen de ejemplo a  Asía y Reino Unido ya que ven aún ciclos “sostenibles” a pesar de  los último datos macro que pueden incitar a lo contrario. En cuanto a EE.UU. su recuperación está supeditada en parte al progreso del mercado laboral, al gasto de los consumidores, a los saludables fundamentales de sus compañías y de si su banco central apoya con estímulos fiscales.

Los sectores clave

En cuanto a sectores los expertos del banco apuntan al consumo discrecional (retail, viajes y ocio),  al de los semiconductores, bancos y la energía, prevén que den “fuertes señales de compra en sus niveles actuales”.  Tras su reciente pullback, caída temporal,  creando  “oportunidades atractivas” aseguran desde JP Morgan.

También señalan que está aumentando el número de acciones de reapertura entre el 30% y el 50% de descuento en los máximos del primer trimestre. Y que alguno de ellos retrocedió a los niveles de gran incertidumbre por el covid.

JP Morgan ve a las acciones energéticas, “un potencial creciente para una fuerte contracción corta y un movimiento alcista, dada su extrema desconexión de los fundamentos del petróleo”. Los semiconductores según los expertos del banco, un 30% y un 40% del sector se encuentra actualmente en el ciclo ascendente,  tendrían un fuerte crecimiento anual el próximo año con revisiones al alza de los beneficios.

La entidad afirma que las acciones de crecimiento han dejado de ser una operación simple debido a que sectores y temas relacionados han superado significativamente y ahora son cada vez más vulnerables a que los rendimientos se normalicen a partir de los niveles bajos actuales y a la toma de ganancias a medida que ingresamos a la temporada de ganancias”.

Aunque advierte que aun esos sectores parezcan muy atractivos cualquier cambio de esas señales “podría amplificar fácilmente los movimientos en la dirección opuesta”.

Las tendencias del mercado

BlackRock, la gestora de activos más grande del mundo, da su propia perspectiva sobre las tendencias del mercado, uno de los puntos clave son los activos chinos. La empresa neoyorquina no piensa que la flexibilidad en las políticas monetarias de China, consigan desviar el foco de crecimiento de quality a medio plazo.

Otros de los puntos que destacan es el aumento del IPC de forma inesperada en el pasado mes de junio apoyado por la dinámica de la reactivación. Además continuando con el país asiático su economía creció más lento de lo que se había previsto para el segundo  trimestre.

La gestora de inversión nos llama a estar atentos ante los nuevos movimientos del BCE y su actualización dela orientación de cara al futuro de las políticas monetarias, después de la revisión de su estrategia.

Relacionados