jueves, 29 septiembre 2022

Botín se topa con su antagonista: mujer, banquera y con planes para derrocar al Santander en Brasil

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, se ha quejado amargamente en repetidas ocasiones la falta de mujeres en los puestos directivos. En especial, en el sector financiero. Así, la ejecutiva se ha especializado en rivalizar con los hombres a la hora de expandir su negocio, con buenos resultados, gracias (quizás) a que es capaz de aportar, según ella, «otras competencias complementarias». Pero todo eso está a punto de cambiar. Botín se enfrenta ahora a su propia antagonista, mujer y banquera, cuyos planes es derrocar a la entidad primero en Brasil y después en Latinoamérica.

Su nombre es Cristina Junqueira, es ingeniera industrial, con una maestría, por la Escuela Politécnica de la Universidad de Sao Paulo y cursó un MBA en la Universidad de Northwestern (Kellogg School of Management). Asimismo, es la cofundadora de Nubank la mayor fintech de Latinoamérica además de una de las más grandes del mundo. Y, lo más importante, recientemente fue nombrada consejera delegada de la firma, dentro del área de banca digital en Brasil. En otras palabras, Junqueira es (y será) uno de los mayores obstáculos para las ambiciones de Botín. Primero en el país carioca y después en el resto de mercados sudamericanos como Colombia o México.

Pese a la distinción de fintech, que a veces parece aparejado al nombre de empresa pequeña, no hay que llevarse a engaños. Nubank es la entidad digital más grande de Brasil y está valorado en cerca de 30.000 millones de dólares, unos 25.450 millones de euros. Una cifra que le coloca por encima de bancos con cientos de años de vida como Caixabank, cerca de otros gigantes internacionales, como BBVA, o al nivel de la nueva estrella del rock en Europa, Revolut.  

NUBANK NO HA PARADO DE CRECER EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

Aunque en la actualidad sus resultados son, como en el resto del sector, modestos en ingresos, sin conocer los beneficios y, eso sí, con un ritmo de crecimiento imparable. Así, sus últimas cifras ofrecidas, Nubank logró reducir sus números rojos en un 26%, gracias a superar los 1.000 millones de dólares (unos 850 millones de euros) en ingresos, lo que supuso incrementarlos en un 79%. Además, la entidad ha conseguido expandir su base de clientes en un 50% hasta alcanzar los 35 millones de usuarios.

Nubank alcanzó un acuerdo con WhatsApp, que tiene 120 millones de usuarios en Brasil, para ofrecer pagos a través de mensajería

Pero eso solo es el principio. De hecho, la firma financiera digital no ha parado de moverse en el último año y medio ayudado por la pandemia, hasta el punto de que en apenas año y medio ha logrado triplicar su valoración. Así, la parálisis que sufrió el anquilosado sistema bancario brasileño durante los meses más duros de la pandemia le permitía doblar el número de cuentas cada pocos meses. Además, en junio alcanzó un acuerdo con WhatsApp, que tiene 120 millones de usuarios en Brasil, para ofrecer pagos a través de mensajería. Y, unos meses más tarde, adquirió Easynvest, un bróker digital.

Ahora, Nubank se está aprovechando de la implementación del Open Banking en Brasil, una reforma que da a las fintechs acceso a datos en poder de bancos, gestora de fondos y aseguradoras. Con ello, la guerra por captar usuarios digitales, o atraer a los antiguos al mundo online, se ha encarnizado. Una batalla en la que Junqueira está plantando cara a Botín por el control de Brasil. De hecho, Banco Santander está protagonizando unos de los desarrollos más ambiciosos en material de banca digital, y pagos, precisamente en la región con el país carioca como punta de lanza.

LAS ASPIRACIONES DE ANA BOTÍN EN SUDAMÉRICA

«Sudamérica es una región con un gran potencial de crecimiento y con oportunidades de bancarización. En este escenario, seguimos enfocándonos en crecer en la región», explica el banco en su informe financiero. El desarrollo de la entidad se está produciendo bajo dos ejes en los que Brasil es la clave. El primer apartado es el de la financiación al consumo, donde la entidad cántabra explica «Brasil ha exportado a otros países su plataforma de gestión para la financiación de vehículos nuevos y usados, y Cockpit, una plataforma para agilizar la gestión de las agencias de autos».

El segundo apartado corresponde a los pagos digitales, el banco lo llama «adquirencia», cuya expansión por la región se está haciendo a través de la plataforma, también brasileña, denominada Getnet, que está dentro de otra más amplia y global llamada PagoNext. Pero los resultados no están siendo tan buenos, entre otras razones, porque el mercado brasileño está siendo canibalizado por otros bancos de gran tamaño y otras firmas financieras como la propia Nubank.

Banco Santander Inversion.es

Así, Brasil fue la única región del banco en la que los recursos de los clientes descendieron en el primer trimestre del año, con un 2%. La entidad cántabra también está notando esa alta competencia cada vez más grande a la hora de captar usuarios para su banca digital. De hecho, el ritmo de crecimiento en el país es la más baja frente al resto de países sudamericanos. Aunque la firma que preside Botín ha logrado impulsar las cifras y pasar de un 14% en el segundo trimestre de 2020 al 20% en el primero de 2021.

LA GUERRA ENTRE BANCO SANTANDER Y NUBANK SE ESPERA LARGA

Ese acelerón en captación de banca digital por parte de Banco Santander es un fiel reflejo de la batalla que mantiene con Nubank, que más que duplica su crecimiento, una vez instalado el Open Banking. También lo es de que la entidad cántabra no lo está haciendo nada mal. Pero la competencia puede volverse todavía más feroz en los próximos meses a medida que la fintech siga creciendo en valoración y su expansión por otros territorios, como Colombia o México se consolide.

Detrás de esta nueva estrategia no está Junqueira, sino el otro cofundador, David Vélez. El directivo es el consejero delegado del grupo a nivel mundial y se ha convertido en toda una celebridad en la región. Ahora, está comandado la expansión internacional de la firma. Un paso vital por varias razones. La primera es que más territorios también es más clientes. Antes, un crecimiento internacional tenía que ser muy medido en forma de costes y rentabilidad, ahora gracias a la tecnología ya no lo es tanto.

Las plataformas creadas por las fintechs es un coste fijo que se amortiza mejor a medida que hay más usuarios

Las plataformas creadas por las fintechs, como la de Nubank, es un coste fijo que se amortiza mejor a medida que hay más usuarios, por lo que la expansión es una buena idea. Aunque siempre y cuando las regiones tengan características comunes como el lenguaje, para que el sistema se pueda utilizar correctamente. Por ello, la expansión por países como Colombia o México, que comparten lengua y tienen altas tasas de desbancarización, es inteligente.

Por último, más usuarios también es una valoración mayor. Y, a su vez, una valoración mayor te permite obtener más recursos, ya sea para crecer orgánica o inorgánicamente. Una apuesta, la de adquirir otras empresas, que para firmas como Nubank que tienen valoraciones muy altas puede ser interesante si se paga en forma de acciones. En definitiva, Junqueira es la pesadilla de Banco Santander en Brasil, pero convendría no perder de vista tampoco al prolífico orador Vélez de cara a una batalla más internacional.

Relacionados