jueves, 09 diciembre 2021

La batalla multimedia que se avecina: las armas de Netflix, Disney o Amazon para atraparte

En un panorama cada vez más saturado con Netflix, HBO, Movistar+, Amazon Prime Video y Disney+, la lucha por consolidar la posición en el mercado y adelantar a sus rivales se recrudecerá en los próximos meses.

Netflix es la plataforma de streaming por excelencia. Primero, porque cuenta con un catálogo casi ilimitado a un precio bastante asequible y, segundo, porque ofrece algunas de las series mejor valoradas de todos los tiempos. 

UN NEGOCIO SIN APOSTANTES

Netflix nació en 1997, pero no fue hasta 2007 que comenzó su actividad en el mundo del streaming, lo que hizo que la empresa fuese la creadora de un modelo, el de la suscripción bajo demanda. Netflix ha pasado de crear siete producciones originales en 2016 a treinta y dos en 2020, una hazaña a tener en cuenta por haber generado negocio en un sector en el que nadie quería apostar. 

La empresa, que empezó como un pequeño servicio de DVD por correo, hoy en día cuenta con más de 200 millones de usuarios y cerró el ejercicio de 2020 con unos beneficios netos de 2.272 millones de euros. 

Al inicio del confinamiento, series como Élite y La Casa de Papel se convirtieron en dos estrenos muy esperados a nivel internacional. Documentales como Tiger King o The Last Dance también fueron éxitos y la reciente serie de ficción romántica Bridgerton, estrenada el 25 de diciembre se ha convertido en la serie más vista durante sus primeros 28 días en toda la plataforma. 82 millones fueron las cuentas que reprodujeron la serie superando a Lupin y Gambito de Dama.

EL RESTO NO SE QUEDAN ATRÁS

La gran sorpresa del pasado año fue sin duda Disney +, que ya cosecha un total de 95 millones de suscriptores, una cifra que a Netflix le costó conseguir casi una década. Gracias a las primeras series de Marvel, la plataforma ha puesto sus cartas sobre la mesa para afianzar su firma. Esto y la decisión de estrenar sin coste las dos últimas películas de Pixar, ha sido un punto muy a favor para la plataforma, aunque debe plantearse reforzar otro tipo de contenidos si quiere conseguir adelantar algún día a Netflix.

HBO sigue siendo la primera en cuanto a  las series de prestigio. La llegada de HBO Max, una marca con ambiciones más cercanas a Netflix que la antigua HBO, ha dado lugar a otro tipo de series que no hubieran tenido cabida antes. Además, el esperado reencuentro de Friends logró más altas en las suscripciones en Estados Unidos que ningún otro contenido este 2021. Sin embargo, HBO tiene la peor calidad de imagen de todas las plataformas aquí mencionadas. Además de que no se pueden crear perfiles, hay errores con los subtítulos, o el simple hecho de que en 2021 seguimos sin poder ver contenido en 1080.

Por su parte Movistar+, se ha consolidado como la marca de referencia de series en España. Antidisturbios colocó el listón más alto en la gran apuesta de la plataforma por la ficción nacional, aunque no es de recibo que el servicio más caro del mercado incluya publicidad antes de poder ver sus contenidos.

Por último, en la carrera por adelantar a Netflix se encuentra Amazon Prime Video. La plataforma ha conseguido su primer gran éxito mainstream con la serie The Boys y está tomándose su tiempo para ampliar su catálogo con una oferta más diversificada y homogénea de películas y series de televisión. No obstante, la interfaz de Prime Video es incómoda, fea, poco funcional y, en definitiva, indigna de una de las mayores empresas del planeta. 

UNA TEMPORADA CLAVE PARA NETFLIX

Netflix, con más de 200 millones de usuarios en todo el mundo, sigue siendo la rival a superar en las batallas del streaming. Aunque su imagen de marca ya no es la que era, ha conseguido que buena parte de su audiencia potencial haya pasado de consumir televisión a consumir Netflix. Pocas pegas se le pueden poner en cuanto al doblaje, subtítulos o calidad de imagen.

En el segundo semestre encadenó tres series que fueron cruciales en el audiovisual del último año: la última temporada de The Crown, Gambito de dama y Los Bridgerton. Otro punto a su favor, es que Netflix ha financiado películas que nadie se atrevía a hacer o que costaban demasiado dinero si los directores querían plasmar su punto de vista, como El Irlandés o Mank.

Netflix ha perdido un poco el respeto de la industria y la audiencia en los últimos años,  por ser la plataforma que rescataba series a la que las cancelaba sin concederles un buen final. Sin embargo, el hecho de que haya sido la pionera en el mundo del streaming le ha otorgado experiencia y de gran cantidad de ofertas en el catálogo difícil de igualar por el resto de plataformas. Netflix se centrará en ofrecer películas y series clásicas en su plataforma, además de estrenar al menos una película original cada semana. Entre los próximos estrenos más esperados encontramos la cuarta temporada de Cobra Kai, la segunda temporada de Emily en París, la temporada 5 de La Casa de Papel y la segunda temporada de Sky Rojo.

Netflix empezará a ofrecer videojuegos para diferenciarse de HBO, Prime Video o Disney+

Además, recientemente, Netflix ha anunciado la disponibilidad de una nueva función que mejora notablemente la opción de descargar contenidos, ya que no será necesario esperar a que el contenido se haya descargado por completo para empezar a visualizarlo. 

Pero sin duda, su primer gran paso más allá de las series y películas, será el empezar a ofrecer videojuegos dentro de la propia aplicación a partir del año que viene. Para ello, Netflix ha contratado a Mike Verdu, antiguo ejecutivo de Electronics Arts y Facebook, donde trabajó en sagas como “Los Sims”, “Plants vs. Zombies” y juegos de Star Wars

Se trata de un movimiento algo arriesgado, ya que otras empresas como Google o Amazon también han intentado abrirse paso en esta industria y no han tenido mucho éxito. Tiene previsto no solo distribuirlos, sino también convertirse en desarrollador. Un movimiento que le ayudará a diferenciarse de HBO, Prime Video o Disney+, al menos por el momento.

Relacionados