sábado, 23 octubre 2021

Telefónica sigue bajista y apunta a perder el soporte de los 3,60 euros por acción

Telefónica S.A. es una empresa multinacional española de telecomunicaciones, fundada en 1924, se sitúa como la compañía de telecomunicaciones más importante de Europa y la quinta a nivel mundial.​ En 2020 cerró con un beneficio neto de 1.582 millones de euros, un 38,5% más que en 2019. Con la situación de la pandemia, Telefónica ha tenido una caída en los ingresos del 11%, sumado además por la situación de devaluación de las monedas de países latinoamericanos en los que opera. El OIBDA (Beneficio bruto de explotación) crece un 20,5% interanual hasta 7.637 millones de euros y un margen del 17,7%, +4,6 p.p. interanual gracias a la eficaz gestión de los gastos operativos y de la inversión durante la pandemia.

Para el primer trimestre de 2021, en términos reportados, los ingresos disminuyen un 9,0% interanual, hasta 10.340 millones de euros, y el OIBDA, un 9,1% interanual, hasta 3.417 millones de euros, debido principalmente a la evolución de la COVID-19 y de los tipos de cambio. El beneficio neto alcanza los 886 millones de euros para este primer trimestre, con un aumento del 118,3% interanual. Telefónica ha reducido su deuda financiera neta un 6,4% interanual a 31 de marzo de 2021. El próximo día 29 de julio está programado la publicación del segundo trimestre, por lo que esperaremos a ver sus resultados, y como afectan a su cotización en el corto plazo.


«Empezamos el año 2021 con fortaleza, a pesar de la difícil comparativa respecto al 1T del año pasado, que
prácticamente no se vio afectado por el COVID-19. Continuamos mejorando secuencialmente las tendencias de ingresos
y OIBDA por tercer trimestre consecutivo y hemos vuelto a crecer interanualmente en términos orgánicos en el mes de
marzo en todas estas métricas.»

JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ-PALLETE, PRESIDENTE EJECUTIVO DE TELEFÓNICA

A nivel técnico, desde el mínimo marcado por la pandemia en marzo del 2020, Telefónica ha tenido una mala recuperación en el precio de sus acciones. No solo no ha recuperado niveles anteriores a la caída, si no que en noviembre se encontraba un 22% por debajo de dicho mínimo. Desde noviembre situado en los 2,70 euros por acción, inició una tendencia alcista que alcanzó los 4,19 euros por acción un crecimiento del 50% en 6 meses. Ya que, tras alcanzar dicho nivel, actualmente se encuentra en una macrotendencia bajista, que le ha llevado a perder la tendencia mensual que traía y que ya acumula un -14%. Tras haber llegado al soporte 3,62 y rebotar, el precio en el corto plazo se dirige a tocar la formación bajista, que, de respetarla, el precio se moverá entre soporte y tendencia, hasta perforar uno de ellos. Si el precio no consigue demanda, para un medio plazo seguirá con la tendencia bajista, perdiendo el soporte y dirigiéndose a los 3,50 euros por acción. Aun permaneceremos a la espera de la publicación de resultado el próximo 29 de julio, para tomar posiciones.

Relacionados