domingo, 03 julio 2022

Nokia busca resarcirse tras una década pérdida con el despliegue de su 5G

Buenas noticias para el 5G en España después de que hace unas semanas se confirmase los que van a ser los proveedores de Telefónica para desplegar la radio de la red 5G de Movistar en nuestro país

La operadora tiene entre sus planes un despliegue que se va a prorrogar hasta 2026 para poder asignar a la mayor cantidad de la población una de las últimas tecnologías de navegación móvil que ofrecen máxima velocidad, mínima latencia y gran capacidad para prevenir la saturación en zonas con muchos dispositivos conectados.

Los elegidos han sido los proveedores Ericsson y Nokia en un porcentaje del 50% cada uno. Es una estrategia parecida a la que Telefónica sigue en otros países como Alemania (Nokia y Huawei al 50%), Reino Unido (Nokia y Ericsson al 50%) y Brasil (Huawei al 65% y Vivo al 35%).

Movistar tiene el puesto de la mayor red móvil en nuestro país, con 22.000 estaciones base. En la actualidad, intercala 5G NSA (Non Stand Alone) Y DSS (Dynamic Spectrum Sharing) para hacer llegar cobertura 5G a más del 80% de familias. En lo que va de año, ha puesto el foco en llegar a cada ciudad que tiene más de 20.000 habitantes con 4G y 5G y en las actuales bandas de 1800 y 2100 MHz.

Aunque es cierto que el 75% de la población tiene hoy en día cobertura 5G en España, esta no otorga el rendimiento que sí otorgarán las redes 5G SA que despegarán Nokia y Ericsson. Además, cuentan con el factor de que ya son los proveedores de red de las tecnologías 3G y 4G. Esto se traduce en que ya poseen cierta destreza y no les va a suponer ninguna dificultad añadida. 

El valor ha logrado máximos de dos años, agrupando una revalorización del 57% en 2021

De las dos operadores, Nokia tiene una visión más favorable para su negocio. Después de quizás arriesgarse bastante este 2021, la empresa espera mejorar las previsiones. Pekka Lundmark, consejero delegado, dijo que continúan “esperando algunos vientos en contra en el segundo semestre, pero nuestro desempeño en el primero promociona una buena base para todo el año”.

La empresa multinacional finlandesa fue una de las protagonistas en la fabricación de teléfonos móviles y un ejemplo a nivel internacional, al menos hasta la salida a escena de Samsung y Apple. Ahora, su atención se enfoca en el 5G. Desde este punto de vista, el interés que ha suscitado la compañía en el mercado es elevado. El valor ha logrado máximos de dos años, agrupando una revalorización del 57% en 2021.

PROYECCIONES FAVORABLES

Según Banco Sabadell “si bien la revisión de las proyecciones era parcialmente esperada, no deja de ser positiva y refuerza nuestra visión favorable sobre la capacidad de Nokia para recuperar el terreno perdido en 5G”. Además, los analistas han apuntado que “aunque la acción cotiza con un PER 17 los resultados de 2021 frente a un histórico de 14,5 veces, su perfil de crecimiento es mayor que en los últimos años, por lo que ante las expectativas positivas de negocio que vemos a largo plazo recomendamos comprar”.

En cuanto al desarrollo del negocio, Morningstar prevé que “la actividad de infraestructura de red muestre otro trimestre fuerte junto con un perfil de mejora de costes”. Además, en su opinión, “la importante división de redes móviles podría sorprender positivamente a medida que los proveedores de servicios continúan avanzando en el 5G”. Los analistas añaden que “Nokia tiene una sólida oportunidad de crecimiento”.

Nokia sacó a la luz el pasado marzo un plan de recorte de costes de 600 millones de euros hasta finales de 2023, que incluía una disminución de la plantilla de entre 5.000 y 10.000 empleados, una cifra que variará en función de la evolución del mercado durante ese período. La tecnología confía en que este ajuste compense el aumento previsto en inversión en I+D, así como los costes salariales. Nokia espera tener un crecimiento más rápido que el mercado al finalizar 2023.

Relacionados