viernes, 22 octubre 2021

Synchron, la startup que ha destronado a Elon Musk en la carrera por el control mental

Mientras Elon Musk sigue inmerso en sus planes para ganar la carrera espacial con SpaceX, su otro proyecto más ambicioso hasta el momento acaba de ser destronado por una startup liderada por el neurólogo australiano Thomas Oxley. Se trata de la empresa Synchron, que ha conseguido permiso para experimentar con chips en cerebros humanos, convirtiéndose así en la primera compañía en tener vía libre para el uso de esta tecnología en Estados Unidos por delante de Neuralink.

El pasado abril la compañía especializada en neurotecnología que dirige el CEO de Tesla asombró al mundo al enseñar imágenes de un mono jugando a un videojuego a través de su mente, gracias a un dispositivo implantado en su cerebro. La ambición de Elon Musk es poder llegar a usar en humanos la tecnología que el equipo de Neuralink está desarrollando, pero ya no será el primero en conseguir “colarse” en la mente de las personas.

Synchron ha conseguido adelantar al magnate sudafricano y colocarse con ventaja en la carrera por el uso de dispositivos para controlar con la mente. La firma tecnológica ha anunciado este miércoles en un comunicado que ha obtenido permiso de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para aplicar su estudio COMMAND. Ya en agosto de 2020 la FDA otorgó la designación de Dispositivo innovador a Synchron y ahora. Con estos ensayos, Synchron pretende obtener información sobre la seguridad y eficacia de su producto Stentrode, una neuroprótesis motora enfocada en ayudar a pacientes con parálisis severa.

¿CÓMO FUNCIONA?

Para este proyecto, la compañía que dirige Oxley está colaborando con la Universidad Carnegie Mellon, el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh y el hospital Monte Sinai, en la ciudad de Nueva York. Los ensayos están previstos para finales de 2021 y se harán pruebas a un total de seis pacientes que residan en EEUU. La idea de la startup es que su dispositivo permita a los pacientes utilizar sus datos cerebrales para controlar dispositivos digitales y lograr mejoras en la independencia funcional de las personas. De esta manera serían capaces de controlar dispositivos externos solo con pensar en mover sus extremidades, con utilidades como enviar mensajes de texto, correos electrónicos, comprar en línea y acceso a telemedicina.

Los beneficios de la implementación de este tipo de chips que desde la empresa dicen obtener están claros, pero, ¿cómo funciona el dispositivo? Según Synchron, el Stentrode se conecta al cerebro a través de los vasos sanguíneos con un procedimiento mínimamente invasivo que dura alrededor de dos horas, parecido a la colocación de stents para el corazón. El implante se introduce a través de la vena yugular en el cuello y desde esta zona se aloja el Stentrode en la parte superior de la cabeza. El dispositivo recibe las señales eléctricas generadas por el cerebro y las envía a un receptor en el pecho para que puedan ser interpretadas por una terminal especial con la que se pueden controlar otros dispositivos externos.

A diferencia de su competidor Neuralink, el procedimiento de Synchron para colocar el dispositivo no requiere asistencia robótica, sino que se puede realizar en salas de angiografía que se encuentran ampliamente disponibles y sin necesidad de utilizar cables que salgan de la cabeza o del cuerpo después de haber realizado la operación. Tampoco requiere perforar el cráneo y colocar electrodos de aguja directamente en el tejido cerebral, operación que podría provocar una inflamación cerebral a largo plazo.

CRECE LA INVERSIÓN EN DISPOSITIVOS MENTALES

El avance tecnológico con aplicaciones mentales y fines médicos está despertando el interés de fondos de inversión, que están desembolsando millones para financiar los proyectos emergentes. El pasado junio Synchron recaudó casi 40 millones de dólares en una ronda de financiación liderada por el fondo de capital riesgo Khosla Ventures,  del empresario multimillonario Vinod Khosla.

Pero no es la única, pues en lo que va de año las empresas que desarrollan estos dispositivos han recaudado 133 millones de dólares, según la empresa especializada en datos e investigación PitchBook. La cifra supone un aumento del capital recaudado durante todo el 2020 y supera con creces la mayor cantidad desde 2017. Este año es especialmente destacable, debido a que fue cuando Neuralink recaudó 107 millones de dólares.

Se trata de un hito en la industria tecnológica y una victoria en la competición contra Musk, pero no es el único proyecto que avanza la compañía fundada por Thomas Oxley.  De hecho, Synchron ya tiene un ensayo clínico fuera de los Estados Unidos, donde cuatro pacientes en Australia ya han recibido el implante y el año pasado presentaron sus primeros resultados. Dos pacientes fueron capaces de controlar sus dispositivos enviando mensajes de texto y escribiendo con solo pensarlo.

Relacionados