viernes, 02 diciembre 2022

Amper en problemas: la directriz bajista iniciada le podría llevar a perder un 50%

En el sector de las soluciones industriales y tecnológicas el Grupo Amper parece ser uno de los referentes más conocidos en España. Recientemente, ha efectuado cambios estructurales en su organigrama. Sin embargo, toda esa reestructuración a nivel interno e inclusive la adquisición de nuevos contratos con Navantia o Prosegur parecen no ser suficientes de cara a los inversionistas y accionistas pues el comportamiento de su acción deja mucho que desear.

Si analizamos técnicamente el comportamiento de la acción de Amper, encontramos varias referencias importantes.

La primera de ellas parte del cierre del ciclo que se forma desde marzo de 2017 hasta julio de 2018 la cual posterior a ese cierre de ciclo genera un movimiento de lateralización bajista de poca fortaleza que finalmente impacta a la baja con la llegada de la pandemia para febrero de 2020. Se trata justo bajo esa situación que el precio llega hasta niveles de 0,11 euros por acción, niveles que a la fecha actual no ha logrado recuperar.

Todo este movimiento nos muestra un canal lateral bajista que podemos reconocer en gráfico semanal. El precio a realizado la ruptura de dos líneas de tendencia alcistas que se crean por los retrocesos lentos que hace la acción no como punto de giro al alza sino para coger mayor impulso bajista. De igual forma, vemos que el precio a quebrado a la baja las medias móviles exponenciales de 250 y de 50 periodos y se mantiene respetando dichas medias móviles dando como resultado mayor presión a la baja.

image 56 Inversion.es

Si observamos en el gráfico que compartimos aquí, vemos como el precio para diciembre del año 2020 va a visitar la media móvil exponencial de 250 periodos que confluye con la última resistencia creada para octubre de 2018 desde dónde toma presión bajista.

Posteriormente, el precio viene cayendo y a su paso ha dejado una nueva resistencia que se crea para febrero de 2021 (R2) la cual consideramos que de hacer un retroceso a ese nivel y que confluya con la media móvil exponencial de 50 periodos que a la vez incorpora el nivel intermedio del canal transversal bajista, indica que el precio podría generar impactos a la baja como mínimo hasta el nivel cercano a 0,1250 euros, nivel inferior de dicho canal. Más allá, si el precio realiza un pullback respetando nuevamente la siguiente resistencia que la ubicamos justo donde es el vértice del ciclo que se crea para el 27 de noviembre de 2017, nos otorga nueva posición de venta para ir en busca de los mínimos más cercanos ubicados en niveles de 0,11 y posterior a visitar los 0,08 euros.

Desde el punto de vista técnico, la única forma de comprar acciones de Amper sería si el precio se ubica por encima de los 0,28 euros por acción habiendo quebrado al alza el canal lateral bajista.

Relacionados