domingo, 26 septiembre 2021

BBVA se relame con los descubiertos: se disparan un 20% tras el aumento de las comisiones

Hace tiempo, Carlos Torres, presidente de BBVA, eligió un camino para la entidad: exprimir a sus clientes para hacer rentable el banco. Una ruta tan moralmente reprochable como lícita. Así, la entidad ha ejecutado dos subidas en las comisiones en apenas seis meses, lo que le ha permitido disparar sus ingresos. En principio, los incrementos se producen en las partidas básicas como las tasas cobradas por las cuentas a la vista o por los servicios prestados. Aunque hay otro elemento extra, más perturbador, los descubiertos y los excesivos pagos a los que obliga el banco por ellos.

Los descubiertos se han convertido en los últimos años en la gran baza oculta de los bancos para ganar más ingresos. Así, los años de regalos y extras, incluso con ofertas en metálico, para abrir cuentas han dejado a muchos ciudadanos españoles con cuentas a la vista, las más simples, en distintas entidades bancarias. De hecho, hasta el 97% de los españoles reconoce tener o haber tenido una cuenta. Aunque muchas veces se trata de productos olvidados sin saldo. Una ocasión perfecta para que los bancos les carguen las nuevas comisiones produciendo ahogándolos en números rojos.

Y, obviamente, no hay nada más rentable para una entidad que una cuenta con un descubierto, esto es un saldo negativo. En ese momento, los bancos se arremangan para disponer a imponer tasas fijas y variable, muchas de ellas acumulables, que casi se acercan a la usura. Así, por ejemplo, en el caso de BBVA un agujero de un euro, cobró entre 15 y 40 euros de comisión a mediados de junio, se transforma en 31 euros al día siguiente de producirse. Aunque puede ser peor, ya que la firma bilbaína también le aplica un 4,5% de recargo acumulable.

BBVA LOGRÓ DISPARAR LOS DESCUBIERTOS EN UN 20%

Lo anterior, se puede encontrar en el documento público de la entidad vasca denominado: ‘Tarifa de comisiones, condiciones y gastos repercutibles a clientes’. En dicho escrito, el BBVA informa de que a los descubiertos en cuentas se le aplican dos tipos de recargos. Uno fijo de 30 euros que se describe como una «comisión por regularización de descubierto (para compensar gastos de gestión de regularización)». La cantidad se cobrará por igual a todos los descubiertos. Además, incluye una tasa del 4,5% acumulable para aquellos números rojos por encima de los 15 euros.

Unas cifras demoledoras para muchas familias, más si cabe en crisis, que encima no han parado de crecer gracias al afán ‘exprimidor’ de Torres. No tanto en las cifras que cobra, que se han mantenido estables desde la época de Francisco González, como la cantidad a la que se aplican. Así, según los últimos datos publicados por el banco se ha producido un notable incremento de los descubiertos, que ronda el 20%, hasta niveles que no se veían durante años.

Así, los descubiertos en las cuentas a la vista se registran en la partida de ‘Préstamos y anticipos a la clientela’ y, dentro de dicho apartado, en la de ‘A la vista y con breve plazo de preaviso (cuenta corriente)’. De hecho, la Circular 5/2014, de 28 de noviembre, del Banco de España sobre normas de información financiera pública señala que «los préstamos A la vista y con breve plazo de preaviso (cuenta corriente) comprende los descubiertos». En concreto, dicho capítulo en BBVA pasó de 2.835 a 3.381 millones de euros en apenas seis meses.

LA BANCA INCREMENTA LAS COMISIONES POR DESCUBIERTO

El incremento es ligeramente más alto si se pone como punto de partida junio de 2020, en lugar de diciembre. La razón obviamente es que en ese espacio temporal el grupo ha incrementado las comisiones que cobra en dos ocasiones. Una a finales del año pasado y otras más reciente a mediados de junio. De hecho, las nuevas tasas aprobadas por el banco para este verano del 2021 fue de un pago trimestral cada 15 de mes con un máximo de 40 euros y un mínimo de 15 euros. Una cifra, la última, que casualmente coincide con la cifra frontera desde la que puede cobrarles a los clientes con un descubierto una tasa del 4,5%.

Todo ello, ha producido ese notable incremento, que casi alcanza el 20%, que unido a las cláusulas elevadas que impone BBVA, supone una fuente de recursos importante para el banco de cara a los próximos trimestres. Aunque también un dolor de cabeza para muchos de sus clientes. Para algunos, incluso, un duro varapalo para sus cuentas personales en mitad de una de las mayores crisis económicas y sanitarias que se recuerdan. Aunque las implicaciones morales dentro de la banca, son solo negocios, hace tiempo que dejaron de importar. Más o menos, desde su creación.

De hecho, en los últimos meses Asufin, la Asociación de Usuarios Financieros, detectó, a través de su Barómetro de Comisiones Bancarias, una «subida importante» de las comisiones mínimas que los bancos cobran por los descubiertos. Un listado en el que BBVA no sale mal parado, frente a otros como Liberbank, que es la entidad que más cobra. En definitiva, el aumento crítico de las comisiones ha dejado un nuevo reguero de ingresos para los bancos y, a su vez, otro dolor de cabeza (y bolsillo) para sus maltratados clientes.

Relacionados