domingo, 26 septiembre 2021

Quién es quien en la «guerra» de las renovables: del «oro negro» al futuro verde

No es novedad que las empresas, que tradicionalmente han estado vinculadas a las actividades de combustibles fósiles, quieran dar el salto a las energías renovables, a la energía verde. Lo hacen con un claro interés: captar nuevos clientes y ampliar su mercado. Saben que las renovables son el futuro y que los inversores lo ven con buenos ojos. 

La última en subirse a este carro ha sido Galp. La compañía portuguesa ha llegado a una serie de acuerdos con Enerland para la adquisición, desarrollo y construcción de una cartera de proyectos solares en España. La característica principal de esta operación es que tendrá una capacidad superior a 220 megavatios. 

Galp quiere seguir invirtiendo en un mercado que indudablemente está de moda. No es la única en aumentar su cartera de proyectos renovables. En los últimos días otras petroleras y empresas de combustión fósil se han lanzado a las renovables. Ejemplo de ello, Eni o Repsol. Las tres compañías son algunas de las que en los últimos días han dado el salto a la energía “limpia”, en lo que parece una guerra por dominar el mercado de las renovables. 

«Esta operación nos permite aumentar nuestra capacidad de generación de energía renovable con efecto inmediato»

Galp inciará estos proyectos en Zaragoza. Los acuerdos con Enerland suponen la adquisición de un clúster de proyectos de 62 MW, listos para construir y que a priori, para 2022 deberían estar en funcionamiento. Este es el proyecto más destacado entre muchos otros que llevarán a cabo en Castilla y León y Aragón, que suponen 161 MW. La firma incluye estos proyectos en su estrategia y plan de inversiones, presentadas en el Capital Markets Day de junio, con el objetivo de ser una empresa importante en el sector “verde”.

ENI Y SU “AMBICIOSO PLAN DE CRECIMIENTO”

La petrolera italiana también se ha lanzado a las energías renovables. No quiere dejar pasar la oportunidad, y por supuesto quiere ser competitiva en un mercado que poco a poco crece y tiene una gran competencia

Azora, gestor independiente de activos reales, anunció la venta de una cartera de energía renovables de 1,2 GW a Eni. La compañía italiana apuesta firmemente por la energía limpia. Esta cartera comprende tres parques eólicos operativos, un parque eólico en construcción y cinco grandes proyectos de energía solar en fases avanzadas de desarrollo. Todos estos proyectos están ubicados en varias conunidades españolas como Cataluña, Castilla – La Mancha o Galicia entre otras. 

El vínculo entre Eni y Azora proseguirá durante los próximos años. La petrolera quiere continuar ampliando la plataforma de energía renovable en España. “El ambicioso plan de crecimiento” crecerá en los próximos años. Claudio Descalzi, CEO de Eni considera que “esta operación nos permite aumentar nuestra capacidad de generación de energía renovable con efecto inmediato, en cumplimiento de los objetivos de nuestro plan y, al mismo tiempo, reforzar nuestras perspectivas de crecimiento”. 

REPSOL Y SU APUESTA FIRME POR LAS RENOVABLES

La compañía española dejó clara su postura hace unos días cuando desvelaron sus cuentas semestrales: quieren avanzar hacia lo verde.  Ya han dado el primer paso. Repsol ha firmado un acuerdo con Petronor y Bosch para explorar posibles proyectos conjuntos en la cadena de valor del hidrógeno renovable en España. 

Sede Repsol, renovables

Repsol quiere conseguir su objetivo de cero emisiones netas en 2050. La empresa española se ha lanzado al hidrógeno, una energía con gran potencial en la industria y la movilidad del futuro. El hidrógeno verde se ha convertido en uno de los puntos clave para Repsol, ya que supone avanzar en la descarbonización de la industria, alcanzar el objetivo de cero emisiones, y por supuesto, intentar ser la empresa líder en materia de renovables.

El grupo ha elevado sus objetivos para hidrógeno verde a 2025 hasta los 550 MW. 

Las petroleras saben que deben avanzar en las energías renovables para estar al día en el mercado. La energía verde está de moda, y los inversores lo ven como un mercado sólido y de futuro. Poco a poco veremos quien despunta por encima del resto en esta “guerra” de las renovables que tiene y tendrá varios protagonistas.

Relacionados