sábado, 26 noviembre 2022

Debut discreto en bolsa de la fusión de Unicaja y Liberbank

Las acciones resultantes de la fusión de Unicaja Banco y Liberbank han comenzado este lunes a cotizar en bolsa. El debut de la entidad ha sido discreto, iniciando la sesión en el selectivo español con un 0,7% al alza y llegando a alcanzar el 1% de subida, pero cerrando la sesión con una caída del 0,90%, al registrar un precio de 0,769 euros por acción, respecto a los 0,775 euros con los que terminó el pasado viernes. El grupo formado por las dos entidades bancarias se coloca como el quinto más grande de España por volumen de activos y suma más de 4,5 millones de clientes en todo el territorio nacional.

De esta manera, las acciones emitidas por la entidad malagueña para cubrir el canje de títulos de Liberbank cotizan desde el lunes en las bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia tras ser admitidas a negociación. En total, hasta 1.075.072.455 de acciones ordinarias de nueva emisión. Según el canje establecido los accionistas del banco malagueño contarán con el 59,5% del capital de la entidad resultante, mientras que los de Liberbank con el 40,5%.

El pasado viernes ambos bancos completaron los trámites legales de la operación con la inscripción de la entidad resultante en el Registro Mercantil de Málaga de la escritura de fusión. Tras culminar la operación, Liberbank ha sido excluida del índice Ibex Medium Cap, que estará compuesto temporalmente por 18 valores.

El grupo financiero resultante de esta absorción se coloca como el quinto de España con un volumen de activos totales de casi 113.000 millones de euros. La entidad tratará de afianzar su posición en banca minorista con una cartera de clientes que superan los 4,5 millones y estará presente en el 80% del territorio nacional. Los principales territorios donde opera continuarán siendo Andalucía, Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cantabria y Asturias, y con capacidad para competir en otros mercados como Madrid, donde las entidades mantienen una tradicional presencia.

RESULTADOS DEL SEMESTRE

La semana pasada los dos bancos dieron a conocer los resultados semestrales con diferencias evidentes entre las dos entidades. Mientras que Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 70 millones de euros en el los seis primeros meses del presente ejercicio, Liberbank ha registrado pérdidas de 68 millones de euros.

Unicaja ha reforzado su ratio de solvencia CET-1 en 3,3 puntos porcentuales, hasta el 19,2% y la de capital total en 3,7 puntos porcentuales, hasta el 21%

La cifra del banco malagueño supone un aumento del 15 por ciento respecto a junio de 2020, resultado que se produce a pesar de las nuevas dotaciones extraordinarias realizadas por el coronavirus. En cuanto a las pérdidas de Liberbank, absorbido por el banco malagueño, se comparan con las ganancias de 14 millones de euros que obtuvo la entidad en el mismo periodo del año anterior.

Durante el primer semestre de 2021 Unicaja ha reforzado su ratio de solvencia CET-1 en 3,3 puntos porcentuales, hasta el 19,2% y la de capital total en 3,7 puntos porcentuales, hasta el 21%. El banco aseguró que los resultados logrados se debían a la mejora de la aportación del negocio básico, la reducción de los costes de transformación y la reducción de las necesidades de saneamientos.

AZUAGA PRESIDENTE Y REESTRUCTURACIÓN  

En cuanto a la dirección, la entidad tendrá de presidente ejecutivo a Manuel Azuaga, actual presidente ejecutivo de Unicaja Banco, y de consejero delegado, a Manuel Menéndez, actual consejero delegado de Liberbank. Asimismo, en los próximos meses  se transmitirá en bloque el patrimonio de Liberbank al grupo fusionado, que tendrá sede en Málaga y mantendrá el nombre de Unicaja Banco.

Unicaja Inversion.es

La integración tecnológica y operativa que puede llevar de seis a doce meses aproximadamente, según ha informado Europa Press. Por otro lado, se dará la reestructuración y captura de sinergias que incluirá el análisis de los solapamientos, duplicidades, economías de escala derivadas del proceso, así como los ajustes de plantilla. En este proceso la entidad pretende sentarse a negociar con los sindicatos tras el verano, además de haber provisionado ya un fondo para la prejubilación de 143 millones de euros para 730 empleados. Se trata de empleados que se encontraban de excedencia voluntaria en la entidad y las salidas ya se han efectuado.

Según los cálculos del banco, estas salidas de parte de la plantilla supondrán ahorros anuales de alrededor de 40 millones de euros y representarán el 25% de las sinergias anunciadas en la fusión. Con estos ajustes, la plantilla del grupo bancario constará de 9.728 empleados (5.961 de Unicaja Banco a 30 de junio y 3.767 de Liberbank a 31 de marzo) y una red de 1.401 oficinas (826 de Unicaja a 30 de junio y 575 de Liberbank a 31 de marzo).

Relacionados