sábado, 24 septiembre 2022

El triste récord de España: en el podio de deuda pública con el 125.2% del PIB

spot_img

La pandemia continúa dando coletazos a la economía europea y es que la relación entre la deuda pública y el PIB supero por primera vez el 100% situándose en un 100.5%. Los diferentes países europeos han ido variando sus niveles de deuda pública entre en 2020 y el 2021. Y el nuestro se sitúa en el top tres de los países del viejo continente que más deuda han contraído entre estos dos ejercicios.  España ha tenido un aumento de su deuda en un 26.2% lo que ubica la deuda total en un 125.2% del PIB según datos de Eurostat.  

España en el top 3 de la deuda pública

Sólo dos países han aumentado más deuda pública, Chipre con una subida cercana a los 30 puntos (+29.5) y Grecia con un aumento de 28.6 puntos. Estas subidas se deben a las medidas de los diferentes gobiernos para hacer frente a la crisis del COVID e intentar reducir su impacto en la economía y en el empleo. En el caso español las medidas propuestas por el ejecutivo de Pedro Sánchez a las que denominaron escudo social incluyen los ERTES, las ayudas para los autónomos por cese de actividad o las moratorias.  

Detrás de nosotros se sitúan nuestras vecinas Italia con un + 22.1 y Portugal con un ascenso de 18.0 puntos. En el lado contrario se encuentran los países que no han aumentado endeudamiento en primer lugar se encuentra Irlanda que sólo ha sumado 1.7 puntos, luego Suecia (+4.5p), Bulgaria (+5p), Países Bajos (5.6p) y cerrando el ranking de los menos morosos se encuentran Finlandia (+5.9p) y Luxemburgo (6p).  

Todo ello hace que dentro de la zona euro haya un aumento del 86.1% hasta el 100.5% en solo un año, mientras que en la UE (sumando los países de la unión que no usan el euro) vino un ascenso del 79.2% al 92.9%.  

grafica Inversion.es

Pero, aunque las cifras españolas puedan ser desalentadoras algunos analistas prevén que sea a finales del próximo 2020 cuando el PIB vuelva a los niveles pre-COVID, aunque el empleo aún se resentirá más cuando aún no se habían recuperado los niveles de antes de la crisis.  

Las previsiones del Banco de España para el PIB y los datos de años anteriores muestras que este equilibrio de las cuentas del estado no es un problema actual.  Julio G. Sequeiros Tizón, Catedrático de Economía en un artículo de la Voz de Galicia, explica que el anterior gráfico “representa el porcentaje del déficit público en términos de PIB. Es el indicador que se utiliza para las comparaciones internacionales, de las cuales España sale bastante mal parada. Como el resto de los países del sur de Europa”.   

Pero no es el único que ha opinado sobre la deuda española desde Telefónica advierte que «los elevados niveles de deuda pública acumulados son un riesgo adicional en caso de estrés financiero» como se puede observar en los datos del segundo trimestre. Y es que como se menciona anteriormente la deuda pública ya representa un 125% del PIB, lo que significa que las distintas administraciones del estado suman su máximo histórico 1.402.142 millones de euros.  

Las pensiones o el aumento del PIB

Algo que podría aumentar este nivel de endeudamiento es la reforma del sistema de pensiones, estas medidas elevaran el gasto anual en esta partida a cargo de la seguridad social. Según ha pronosticado el Gobierno se destinarán unos 135.000 millones de euros.  La sustitución del IRP por el IPC para realizar las revalorizaciones de las pensiones podría llegar a sumar otros 40.0000 millones de euros anuales. Con lo que en el año 2025 el dinero destinado a prestaciones ascendería hasta los 14.2 puntos porcentuales del PIB cuando en el pasado 2019 se encontraba en el 10.9%.  

Pero lo más destacado sería según la AIReF que asumir un volumen de deuda entorno al 165% del PIB, aunque sin incluir elementos correctivos del gasto asociado a la evolución geográfica como factor de equidad intergeneracional o el retraso de las jubilaciones, podrían elevar la cifra hasta el 175%.  

Relacionados