jueves, 07 julio 2022

Las acciones de Amazon llegan a una encrucijada solo apta para valientes

Cuando en 1997 Amazon salió a cotizar a bolsa por 18 dólares por acción, nadie se imaginaba que podría hacerse millonario. Hoy en día, con un valor superior a los 3.300 dólares por acción representarían más 2,3 millones con una inversión de tan solo mil dólares. Adicional al incremento constante del valor de la acción, Amazon ha realizado tres splits o doblamientos de la acción que, en términos simples, convirtieron 1 acción en 12 acciones.

Por 24 años desde que salió a bolsa la acción de Amazon tiene una directriz alcista. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de las acciones del mercado en el mundo en el año 2020 y gracias a la pandemia, Amazon es uno de los grandes beneficiados donde el precio de la acción impacta en más del 100% pasando de 1.626 hasta 3.773 siendo su máximo histórico. De esta forma Jeff Bezos, su fundador, se convierte en el hombre más rico del mundo.

Es importante reconocer que el 70% de los beneficios de Amazon provienen de AWS (Amazon Web Services) lo cual es una línea de negocio que hace parte de la nube donde sus clientes almacenan información como servicio externo en el cual, a través de internet, los clientes pueden conectarse para obtener su información reduciendo costos y agilizando procesos de forma segura.

Por otro lado, el grueso de las ventas de Amazon se refleja en la venta de productos online con más de 300 billones de dólares, pero Jeff Bezos, lo que a hecho con este modelo de negocio es coger cuota de mercado a nivel mundial de hasta el 50%. Su estrategia de escala le permite acaparar muchas áreas de mercado como trasporte, banca, logística, publicidad de los productos que vende y Amazon prime para los que les gusta el streaming, donde tiene poder de negociación por la masividad de su negocio lo que al mismo tiempo aumenta sus ingresos.

De esta forma, una vez Bezos acapara la cuota de mercado, supondría un incremento de sus precios paulatinamente para expandir los márgenes de beneficios sin arriesgar a sus clientes. Como dato adicional, sabemos que Warren Buffett compró más de 1.000 millones de dólares en acciones de Amazon buscando una valoración de hasta 5.000 dólares por acción a 2023 a través de su fondo de inversión Berkshire Hathaway.

Debido a toda la información comentada anteriormente y analizando el gráfico semanal para Amazon desde el punto de vista técnico, vemos que desde julio de 2020 viene haciendo una lateralización con directriz alcista creada desde el primero de marzo de 2021. En este momento, el precio se soporta en esa directriz para poder generar un impacto adicional que de quebrar el máximo logrado en agosto de 2020 en niveles de 3.552 y realizar un movimiento de pullback sobre ese mismo nivel, tomaríamos fuerza alcista para ir a buscar muy seguramente los 5.000 dólares por acción.

De otra forma, si el precio de la acción vulnera esa tendencia micro alcista. Podría ir a buscar el mínimo de la lateralización ubicado en niveles de 2.880 dólares por acción. Situación que, de darse, haríamos una nueva actualización, ya que, probablemente dependiendo las formaciones estructurales, nos permitirán ingresar nuevamente al alza con un mejor ratio de riesgo sobre beneficio.

Relacionados