jueves, 11 agosto 2022

Ence, una apuesta arriesgada para duplicar la inversión

La empresa española ENCE Energía y Celulosa, es líder en Europa en la fabricación de celulosa de eucalipto desde su fundación en 1957. La firma no presentará sus resultados financieros del segundo trimestre de 2021 hasta finales de septiembre. Sin embargo, anticipó que su producción de celulosa se incrementó en un 4.1%, gracias al incremento en la capacidad de sus plantas de transformación logradas para finales del año 2019.

Por otro lado, ENCE informa respecto a su línea de negocio de energía, que el volumen de venta de energía para el segundo trimestre de 2021 se redujo en un 6,4% por la venta de la planta termosolar de Puertollano a finales de 2020. Razón que le obligó a reducir casi en un 50% la retribución a la inversión. Es conocido que ENCE, por un lado, tiene problemas con sus sindicatos y la plantilla y, por otro lado, le favorece todo el trabajo que realiza respecto a la optimización de los montes que gestiona para la eliminación de dióxido de carbono. Este ir y venir de noticias a favor y en contra se refleja en el comportamiento de su acción.

Técnicamente vamos a reconocer una formación de patrón de espejo que hallamos para ENCE en gráfico de temporalidad mensual. Para ello vamos a analizar la primera estructura creada y el resultado, el cual nos indicará el camino de la segunda estructura creada y el posible resultado.

Si detallamos el gráfico presentado, vamos a encontrar una formación de truco (V invertida) que se crea desde el 2 de septiembre de 2002 hasta el 2 de marzo de 2009. Posterior a esta formación tenemos una nueva esencia de lo que sería un truco menor, la cual realiza a su vez un nuevo mínimo para el primero de junio de 2012. Esto confluye con un triple break down el cual, generalmente suscita un movimiento alcista posterior.

Desde el primero de junio de 2012, el precio comienza a recuperar su movimiento alcista que al hacer un pullback, se apoya en el retroceso de Fibonacci 0,786% donde genera una debilidad, es decir, un trabajo sin fortaleza y posterior a ello, sube de manera parabólica haciendo sus respectivos pullback para alcanzar el objetivo ubicado en el vértice del truco, es decir, en el máximo histórico en niveles de 8,38 euros.

En el gráfico podemos identificar cuatro flechas que indican los puntos de giro alcista a los que la acción se puede enfrentar. Los dos negros indican la base de la formación de todo el patrón. Los dos azules indican las áreas de confirmación y ejecución para las compras. De esta forma, si miramos la segunda estructura desde el primero de noviembre de 2016 con cierre al 2 de marzo de 2020, encontramos posterior a él, el mismo movimiento de truco con un nuevo mínimo que se cumple el primero de octubre de 2020 (break down). Desde allí, da el punto de giro al alza para luego generar el pullback y comenzar a formar la debilidad.

El precio confirmará las compras una vez realice la lateralización e ingrese por encima del nivel 61,8 de retroceso de Fibonacci para desde allí tomar los movimientos alcistas. Muy seguramente tendremos un retroceso a modo de pullback nuevamente a visitar los niveles Fibonacci mencionados para lograr el objetivo el cual será el nuevo vértice del truco mayor ubicado en niveles de 9,0 euros por acción. Logrando ingresar en las compras por encima de los 3 euros por acción, tendríamos de cara al objetivo, casi el 200% de rentabilidad, operación swing que será de largo plazo.

Relacionados