lunes, 04 julio 2022

Boom renovable: el proyecto de Beridi para transformar la eólica marina

En España, las principales compañías tienen en sus planes estratégicos millonarios despliegues de miles de megavatios. El desarrollo de energía renovable por medio de eólica marina flotante está pasando por un momento de auge internacional, gracias a constantes avances tecnológicos.

La idea es utilizar plataformas flotantes a un precio competitivo para poder usar vientos más largos e intensos que permitan llegar más lejos. Siempre se han utilizado anclajes al fondo del mar, lo que no daba acceso a aguas demasiado profundas.

La instalación de turbinas flotantes es un proceso realmente caro, por lo que abaratarlo es un largo recorrido en el que están participando los principales grupos energéticos a nivel mundial así como las ingenierías con preferencia por este sector y con facultad disruptiva. Aquí es donde entra en juego la compañía española Beridi Maritime, experta en construcción de plataformas para puertos.

INNOVACIÓN PARA EL FUTURO

La empresa madrileña, perteneciente al grupo Berenguer, ha patentado y llevado a cabo una plataforma que abarataría el proceso. Se trata de una plataforma flotante de hormigón en lugar de acero, por lo que se pueden instalar turbinas eólicas de mayor tamaño consiguiendo ahorrar hasta un 50% los costes. Esta minimización se traduce en abaratar más del 15% de los costes generales de construcción e instalación de un parque eólico flotante. Además, con Archime3, que es el nombre que recibe el proyecto, tiene un diseño triangular que permite la fabricación de una plataforma de varios miles de toneladas en pocas semanas. Por lo que también sería un ahorro en términos de tiempo.

“Estaríamos hablando de poder construir un parque eólico flotante de varios cientos de megavatios en cuestión de pocos meses, en lugar años, con las implicaciones que esto tiene en la consecución de los objetivos marcados por Europa”, afirma Javier Berenguer, consejero delegado de Beridi.

El proyecto ha captado 2,65 millones de euros de financiación en subvenciones europeas y nacionales. La firma, que cuenta con más de 20 años de experiencia en este campo, tiene como objetivo ayudar a la Unión Europea a cumplir sus objetivos de neutralidad climática aprovechando el enorme potencial de la energía eólica flotante y aspira a convertirse en un actor clave de la próxima revolución energética.

“BERIDI PRETENDE REDUCIR LOS COSTOS DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES E IMPULSAR UN CAMBIO GLOBAL”

UNA OPORTUNIDAD DE 22.000 MILLONES

Las plataformas flotantes manifiestan una ocasión de mercado de 22.000 millones de euros hasta 2035, cuando se prevé que se hayan instalado 27 GW de eólica flotante. Las regiones con mayor potencial son Europa, EE.UU y Japón. “Aspiramos a capturar un 20% del mercado;significa ingresos potenciales de más de 300 millones de euros para Beridi”, señala Javier Berenguer, CEO de Beridi.

La tecnología flotante está funcionando ya en las costas de países como Escocia, Noruega, Francia, Portugal o Japón. Sin embargo, los avances tan sólo llegan a 70 MW. En nuestro país, se ha probado la plataforma experimental de EnerOcean en Canarias y la de Saitec en Cantabria. Está pendiente la de RWE y Saitec en el País Vasco. La de Beridi cuenta con la ventaja de aplicarse a grandes aerogeneradores. Iberdrola cuenta con su proyecto Flagship, en Noruega.

España es una potencia en las iniciales soluciones flotantes para los parques eólicos marinos. De las 27 identificadas a escala mundial, siete son españolas, según el Ministerio de Transición Ecológica. También somos el país europeo con más instalaciones de I+D para eólica flotante y otras energías del mar. España se plantea alcanzar hasta 3GW de potencia en eólica marina, hasta 2030. Es una carrera de fondo y esto solo es el comienzo.

Relacionados