domingo, 26 septiembre 2021

Correos, o cómo ser la primera empresa pública española que entra en las criptomonedas

Cuando decimos que las criptomonedas están marcando un antes y un después en la economía global, no es por casualidad. Estos criptoactivos, que enamoran y aterran a partes iguales, se han convertido en el eje de la economía digital, y poco a poco en un engranaje tan importante como el dinero físico para entidades financieras, instituciones gubernamentales, y hasta países. 

Es inevitable no echar un ojo a este amplio mundo. Sólo por la cantidad de dinero que mueven merece que prestemos un poco de atención. Todos conocemos lo que son, qué función tienen, cuáles eran sus objetivos, y por supuesto, han sorprendido por el increíble auge que estas monedas electrónicas han experimentado en apenas una década

Quien lo iba a decir. Hace doce años nacía Bitcoin, la que hoy es la madre de todas las criptomonedas. Hace diez nacía la tecnología blockchain. Y ahora, tanto las criptos como la tecnología blockchain están presente en los proyectos de negocio y diversificación de empresas públicas. 

Correos, la empresa pública española dedicada a la paquetería y al servicio postal, se sube al barco de las criptomonedas. La compañía española quiere darle un golpe de efecto a su negocio, que se ha visto deteriorado con el paso del tiempo por el auge de internet y por el escaso uso del correo postal. Para ello, se suma a la fiebre de las criptomonedas. Saben que es un mundo que gusta a los más jóvenes, y sobre todo está en auge. De esta forma, Correos se convierte en la primera empresa pública de España que recurre al mundo de las criptomonedas

No lo hace sola. Contará con el respaldo de la consultora británica Grant Thorton. La firma presta servicios de asesoramiento fiscal y financiero, auditoría, consultoría de negocio…Se trata de una compañía multidisciplinar, que conoce de primera mano el universo criptográfico. 

“Identificamos cual es el modelo de negocio más adecuado para nuestros clientes” Grant thorton

Por otro lado, el nuevo modelo de negocio que Correos quiere impulsar estará basado en la red blockcahin de Ethereum. Esta es la segunda criptomoneda con más valor por detrás del Bitcoin.

¿QUÉ HARÁ CORREOS? 

Aprovechando el tirón de las criptomonedas, y a sabiendas de que llaman la atención de lo inversores, Correos impulsará la creación de unos criptosellos. Imitando el proyecto que hace tres años llevó a cabo Austrian Post, los criptosellos no son tokens. La característica principal es que unen la esencia de los sellos tradicionales, que se usan con fines postales, y el tirón de los tokens actuales. Los tokens, a parte de imitar a una unidad monetaria, se usan principalmente para fomentar la interacción entre clientes.

Con una clara intención de adaptarse a los nuevos tiempos, Correos piensa que este proyecto puede ayudar a retomar el ritmo de su negocio. En su propósito de diversificar su negocio, estos criptosellos pueden ayudar a paliar el desplome del correo tradicional. El pasado año ya marcó pérdidas de 264 millones de euros.

Oficina de Correos
Oficina de Correos

GRANT THORTON, BUEN SOCIO 

Grant Thorton juega un papel fundamental en este proyecto que dará luz más pronto que tarde. La compañía británica tiene una amplia experiencia en el mundo de las criptomonedas. 

Identificamos cual es el modelo de negocio más adecuado para nuestros clientes” publica Grant Thorton en su página web, lo que significa que Correos lanza este negocio con el asesoramiento de la consultora. 

En el apartado de las criptodivisas, Grant Thorton “proporciona una amplia gama de servicios entre las que se incluyen: asesoramiento en la estrategia de inversión, aplicaciones para la automatización de libros de fondo, guarda y cuestodia de criptoactivos…” además de otros servicios.

Grant Thorton ofrece credenciales, y si Correos ha decidido contar con su apoyo no es por casualidad. El contrato entre ambas empresas es de 163.000 euros

Correos necesita una bocanada de aire fresco para levantar su negocio. Han visto en las criptomonedas una posibilidad y no han dudado en aprovecharla. A lo largo del tiempo, y no en mucho, veremos si este proyecto cumple con las expectativas de la empresa pública. 

Relacionados