martes, 17 mayo 2022

Alerta en IAG ante otro verano perdido por las restricciones del turismo internacional

El holding británico español IAG (International Consolidated Airlines Group, al que pertenecen Iberia y British Airways) no está teniendo el verano deseado.  La aerolínea continúa arrastrando resultados negativos en el Ibex 35, habiendo perdido el nivel psicológico de los 2 euros por acción. El turismo internacional no está dando los frutos esperados este año debido a las restricciones de países como Alemania y Reino Unido, así como las restricciones a vuelos procedentes de Europa que impuso el gobierno de Joe Biden.

Junio fue el peor mes del año para la aerolínea, llegando a perder casi un 15% de su valor en el selectivo español. En julio IAG se dejó un 2,5% y, en lo que llevamos de agosto, la compañía presidida por Luis Gallego ya arrastra pérdidas de más de un 4%, con los títulos cotizando a 1,8 euros al cierre del mercado de este martes.

EN LOS SEIS PRIMEROS MESES DE 2021 SOLO SE HA RECUPERADO EL 3,3% DE TURISTAS BRITÁNICOS

Las nuevas variantes del coronavirus, y entre ellas la Delta, siguen imponiendo el miedo en los países cuyos ciudadanos eligen zonas de España como principales destinos turísticos para pasar sus vacaciones estivales.  Así lo demostró el pasado 23 de julio el gobierno alemán, recalificando a España como zona de alto riesgo de contagios de Covid-19, por lo que los viajeros sin pauta completa de vacunación o que ya hayan pasado la enfermedad tienen que cumplir una cuarentena de 10 días cuando regresen al país germano.

EL HUECO QUE DEJAN LOS TURISTAS BRITÁNICOS

Del mismo modo ocurre con otra de las principales fuentes de ingresos en el sector turístico español, la llegada masiva de viajeros británicos que cada verano acuden al las costas y las islas de nuestro país. Los constantes cambios de etiquetas en el semáforo de Reino Unido que ha sufrido España, así como las amenazas del gobierno de Boris Johnson de endurecer las medidas en este aspecto, han supuesto que este año se reduzca considerablemente el flujo de turistas británicos.

Los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) son contundentes: en los seis primeros meses de 2021 solo se ha recuperado el 3,3% de turistas británicos, es decir, de enero a junio de 2021 llegaron a España solo 273.333 viajeros de Reino Unido frente a los 8.288.927 que visitaron el país en el primer semestre de 2019.

LOS PLANES DE CAPACIDAD DE TRANSPORTE DE PASAJEROS PARA EL TERCER TRIMESTRE DE 2021 SON ALREDEDOR DEL 45% DE LA CAPACIDAD DE 2019

Además de las restricciones en los dos países europeos, otro de los grandes problemas a los que se enfrenta la aerolínea IAG es la apertura truncada de las rutas con los Estados Unidos. A medados de julio, el gobierno de Joe Biden sugirió que estaba estudiando levantar las restricciones a los vuelos europeos, sin embargo el impacto de la variante delta retrasó todos los planes. Una situación que podría prolongarse hasta finales de verano.

COMPETENCIA DE JETBLUE POR EL LOW COST

Y como las malas noticias siempre vienen juntas, a IAG le ha salido competencia en el low cost. Ahora la compañía  tiene que competir con la aerolínea estadounidense Jetblue en por la ruta más rentable de British Airways, la que une Londres con Nueva York. Así pues, desde la semana pasada la aerolínea de bajo coste ofrece el mismo trayecto, convirtiéndose en el nuevo rival de IAG por el low cost.  

El principal objetivo del servicio como operador low cost entre la ‘Gran Manzana’ y Londres es aumentar el tráfico para ayudar a la recuperación,  pues supone su irrupción en vuelos transatlánticos que reportan mayores beneficios. Asimismo, Jetblue acumula más recomendaciones de compra que las grandes compañías del sector en Estados Unidos como American Airlines y United Airlines.

Con todo ello, la situación no es la más propicia para el negocio de IAG que se resiente este verano. Aunqe la aerolínea redujo sus pérdidas durante el primer semestre de 2021 respecto al año anterior (registró unas pérdidas de 2.048 millones de euros, un 46,3% inferiores a los 3.813 millones que perdió en ese periodo de 2020), la deuda de la compañía aumentó un 24% y los ingresos del grupo sumaron 2.212 millones de euros, un 58,2% menos.  

Además, la perspectiva para el resto del año es más bien cautelosa y ausente de gran optimismo. Así, en la notificación que envió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) informando sobre los resultados semestrales, IAG señaló que los planes de capacidad de transporte de pasajeros para el tercer trimestre de 2021 son alrededor del 45% de la capacidad de 2019, «pero siguen siendo inciertos y estando sujetos a revisión».

Relacionados