sábado, 02 julio 2022

Santander Consumer y sus rivales para ampliar la alianza con Stellantis

Santander Consumer Finance tiene las armas preparadas para avanzar en el acuerdo al que llegó con la antigua PSA en 2014, por el que se adquirió la mitad del negocio financiero de Peugeot, Citröen y DS en once países. Después de que PSA se uniera a Fiat Chrysler para dar lugar a Stellantis, la entidad pretende extender esta alianza a las nuevas marcas que configuran el nuevo grupo en los once países en los que se encuentra vigente.

El banco, que tiene al frente a Ana Botín, tiene como objetivo dar un salto en su crecimiento de su división de automóviles, ofreciendo servicio a Opel y Fiat y con la mirada fija en la siguiente expansión. El problema se encuentra en que Stellantis ya ha cerrado acuerdos con otras entidades bancarias.

Ana Botín parte con ventaja desde que se fusionaran PSA y Fiat dando lugar al gigante del motor europeo. Ahora, con la fusión ya ejecutada, conviven los acuerdos con las tres entidades financieras. Lo lógico es que con el paso de tiempo una de ellas se imponga frente a sus competidoras. La ruptura de acuerdos suele ir aparejada a cláusulas de penalización, por lo que aún puede quedar un largo proceso de negociaciones hasta que se decida el socio de referencia en la financiación de automóviles de Stellantis.

SEXTO GRUPO A LA CABEZA

La financiera del Santander ya es líder en el terreno automovilístico. Un paso elemental fue su acuerdo con Peugeot en 2014. Gracias a eso, la entidad logró dirigir el 50% del negocio de financiación del grupo francés para operar en 11 países

La sucursal de Santander, que se fusionó con Openbank y logró en el primer semestre del año un beneficio de 518,5 millones de euros, tiene entre sus planes extender su imperio en el sector de financiación de vehículos.

Stellantis vendió el año pasado 6,2 millones de vehículos. Es el sexto grupo automovilístico del mundo, detrás de Toyota, Volkswagen, la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, General Motors y Hyundai-Kia. 

La financiera dirigida por Ana Botín llega a 16 países en Europa, además de a China y Canadá. Con una plantilla de más de 150.000 personas, ofrece servicios a 18 millones de clientes y más de 130.000 puntos de venta.

Stellantis vendió 6,2 millones de vehículos en 2020 y es el sexto grupo automovilístico del mundo

EL LEGADO DE FIAT Y QUÉ PASA CON OPEL

La financiera no va a tener las cosas tan fáciles en su aventura por querer ampliar su alianza. Stellantis ya tiene acuerdos con otras entidades bancarias y tendremos que ver de qué manera se van desenvolviendo los acontecimientos. Concretamente, los rivales a batir de Santander Consumer son Crédit Agricole y BNP Paribas.

Crédit Agricole es una red francesa de bancos cooperativos. Se trata del mayor grupo de banca minorista en Francia, el segundo mayor en Europa y el octavo más grande del mundo según la revista The Banker. En España es accionista de referencia del grupo Bankinter. En lo que llevamos de año, la acción de Crédit Agricole avanza un 30%.

La cuestión es que la financiera de la mitad de Stellantis, la de Fiat Chrysler está participada por esta red, Crédit Agricole. Un acuerdo que tiene fecha límite. Se firmó en 2013 por cinco años y más tarde se amplió hasta finales de 2024. Salvo que precise lo contrario, la renovación del acuerdo es automática. Por su parte Opel entra en la ecuación porque PSA Peugeot Citröen  lo adquirió por 2.200 millones en 2017. En aquel entonces firmó una alianza con BNP Paribas. 

Relacionados