sábado, 23 octubre 2021

Gazprom, el gigante ruso que se está haciendo de oro por la subida del precio de la luz

El alto precio de la luz sigue siendo una de las cuestiones que más interesan, y por supuesto que más influyen, por desgracia, negativamente en la sociedad española. Se suceden las noticias en las que aparece que el precio de la luz va a marcar un nuevo máximo histórico. Cifras altísimas, que no se veían desde hace más de 20 años. 

El precio de la luz en un lastre para una amplia mayoría de la sociedad. Para muchas familias, el precio actual es inasumible, y es entendible que la preocupación sea la nota predominante si nos referimos al coste de la luz. El pasado viernes, la luz alcanzó un nuevo máximo histórico de 117,29 euros/MWh. Según la OMIE, entre las 21 horas y las 22 horas, se registra el precio más alto, que asciende hasta los 126,14 euros/Mwh. Durante la primera quincena de agosto, el precio medio ascendía de los 100 euros por megavatio, lo que significa que la factura anual, por ahora, sube un 25% más que el año pasado.

Son números preocupantes. Se trata de un bien esencial para los hogares. El Gobierno de España ya tomó medidas para intentar paliar el alto precio de la luz y las consecuencias económicas que estaban dejando en las familias. Conocidos es por toda la bajada del IVA al 10% y la suspensión del impuesto del 7% a la generación que pagan las compañías eléctricas. A pesar de que son medidas que siguen vigentes, el precio de la luz sigue con la flecha hacia arriba

María Jesús Montero (Su Ministerio aprobó la bajada al 10% sobre el impuesto de la luz)
María Jesús Montero, Ministra de Hacienda y Función Pública

Llegados a este punto, habrá gente que no entienda porqué la luz es tan costosa. Vamos a responder a la pregunta ¿Qué motivos hacen que la luz sea tan cara?”.

FACTORES QUE AUMENTAN EL PRECIO DE LA LUZ

El alto coste de la luz no es sólo en España. Aunque sí es el país de la UE que más cara tiene la luz, el coste de esta es elevado en varios países europeos. Es por ello por lo que se trata de un problema internacional, no únicamente nacional.  

La luz representa un tercio de la factura. El resto corresponde a los peajes de acceso a las infraestructuras de la red eléctrica, cargos e impuestos.

La luz, a pesar de que sea esencial hoy en día, sigue siendo un producto que tienes que comprar, y en este momento, a un precio muy elevado. Por lo tanto, tiene una oferta y una demanda. El primer factor que debemos tener en cuenta es la temperatura. Atravesamos una época en la que el calor inunda a gran parte de los países europeos, sobre todo en España. Es por ello por lo que la demanda es enorme. No se puede satisfacer esa demanda recurriendo a las fuentes de energías más baratas como las renovables o la nuclear

Las compañías y Gobiernos saben que es un bien esencial para los hogares, y para cumplir con esa elevada demanda, que también creció durante la época de Filomena en España, deben recurrir a fuentes de energía variables, que tiene un precio más elevado. Es ahí dónde enmarcamos al gas natural.

La Agencia Internacional de la Energía (IEA) detalla que el consumo de gas en Europa ha aumentado en un 25% en el segundo trimestre de 2021.

Europa tiene en mínimos las reservas de gas natural, es por ello por lo que recurren a compañías productoras para satisfacer la demanda. Ante la necesidad y la escasez, el precio del gas natural ha ido in crescendo (entre los 37 y 38 euros/MWh), lo cuál ha hecho que el precio de la luz no pare de crecer. Otro factor que ha encarecido el precio de la luz, son los precios del mercado de emisiones, los cuáles están disparados. El gas emite C02, y este significa que los países que adquieran esta fuente de energía deben pagar un impuesto asociado. La razón reside en los objetivos de reducir las emisiones que la UE se ha fijado.

Con todo esto, la pregunta ahora es ¿Quién se está enriqueciendo con el alto precio de la luz?”

LOS GRANDES BENEFICIADOS

A priori, lo que podemos deducir es que las empresas eléctricas están amasando una fortuna con el precio de la luz. Pero no, ni de lejos. Las eléctricas compran la luz al precio fijado por una determinada empresa, y esta lo “vende” a un precio que les permita sacar beneficio. Según detallan las principales eléctricas españolas (Endesa, Iberdrola o Naturgy), no están logrando beneficios, lo cuál es asombroso teniendo en cuenta los enormes ingresos que tienen, y el alto precio de la luz. 

Las eléctricas cumplen con la oferta y la demanda, pero son las empresas productoras de gas natural las que se llevan el gato al agua. Y es aquí donde podemos situar a Gazprom, entre otras. La empresa gasística controlada por el Estado Ruso está siendo una de las grandes beneficiadas por esta situación. Han visto en la luz una mina de oro. Saben de la problemática que tiene Europa para conseguir luz con recursos más baratos, y se están aprovechando de las circunstancias.

Gazprom (Empresa gasística) - Precio de luz
Instalaciones de Gazprom

Gazprom ha visto como los ingresos por exportaciones de gas han crecido un 73% en el primer semestre del año. Lo que son 17.000 millones de euros, según apunta el Servicio Federal de Aduanas de Rusia. El país presidido por Putin se ha convertido en uno de los engranajes de la luz en toda Europa, siendo Gazprom el principal exportador de gas en el mundo. 

Otro de los beneficiados está siendo el Estado. España está ingresando el doble que sus compañías eléctricas por la luz. Preveían que este año alcanzasen los 11.000 millones de euros por impuestos y tasas de la luz. Esa cantidad, quizás no sea tan abultada por las medidas que tomaron, pero aún así, sí se está viendo beneficiada por esta situación.

De momento, no parece que el precio de la luz descienda. De hecho, todo lo contrario. Analizando esta situación vemos la importancia que tiene invertir en energías renovables. Puede que sea una de las medidas para paliar el “efecto de luz”. Convertirte en un país autosuficiente sería una de las cuestiones más importantes para, en un futuro, evitar situaciones como la actual.

Relacionados