viernes, 01 julio 2022

Telefónica inicia el ataque contra la barrera de los cinco euros por acción

Los resultados de Telefónica del segundo trimestre presentaron una indudable mejoría sobre todo en lo referente a la reducción del 50% de su endeudamiento, vimos que posteriormente el precio de la acción subió casi un 10%. No era para menos, cuando desde hace más de un mes desde Inversión.es, preveíamos técnicamente las posibles subidas del precio de la acción de la firma con targets iniciales en 6,7 euros por acción, donde se encuentra la resistencia macro más importante formada en el año 2003.

Telefónica ha venido mejorando drásticamente su eficiencia, no sólo en los servicios que provee a los consumidores sino también desde el punto de vista financiero. Los negocios estratégicos como la fusión entre su filial británica O2 y la venta de las torres de Telxius, le permitieron enfocarse en otros aspectos en los que marcarán el éxito en su futuro.

Uno de estos aspectos es la estrategia planteada desde el año 2016, en la que Telefónica estableció el proceso de transformación de su red cerrando las centrales de cobre para dirigirse únicamente a la cobertura a través de fibra y crear una red completamente digital. De esta forma, los usuarios tendrán un mejor servicio, ágil, ininterrumpido y lo más importante, amigable con el medio ambiente, ya que Telefónica trabaja día a día para cumplir su compromiso frente al medio ambiente de emisión cero en tCo2 para finales de 2025. Estos cambios estratégicos le han servido a Telefónica para dar vuelta al precio de la acción desde 2,7 euros hasta 4,5 euros alcanzando más del 50% de rentabilidad.

Técnicamente venimos siguiendo la acción de Telefónica desde dos meses atrás en el cual hemos compartido la estructura de posición alcista con objetivos iniciales cercanos a 6,7 euros. Sin embargo, encontramos varias oportunidades en ese camino que nos permitirán adherir a las posiciones y tomar mejor provecho.

Para este caso tenemos en la gráfica de marco diario que el precio ha realizado un movimiento alcista trabajando por encima de los soportes de marzo, mayo y junio en niveles sobre 4,1 y 4,2 euros por acción. Adicional a esto, el precio se encuentra trabajando por encima de las medias móviles exponenciales tanto la de corto plazo como la de 250 periodos de largo plazo y creó una directriz alcista desde el 20 de julio confirmándose el 29 de julio y en espera de ser tocada para dar un nuevo impacto al alza.

Como podemos notar en la gráfica, encontramos una divergencia entre el movimiento del precio de la acción y el índice de fuerza relativa que ubicaron el precio desde el 26 de julio sobre un movimiento alcista, pero el índice se presentó lateral y generó un movimiento de sobreventa.

Lo que técnicamente indica este tipo de estructura, es que el precio presenta mayor fuerza alcista, razón por la cual cualquier retroceso puede tocar los niveles mínimos del índice de fuerza relativa y la vuelta al movimiento alcista se verá reflejada en el precio de la acción con un impacto al alza que esperamos llegue inicialmente a la resistencia más importante y cercana ubicada en niveles de 5,0 euros por acción. Este nivel aparte de ser la resistencia macro ubicada el 9 de junio de 2020, también representa un número psicológico de la acción.

Una vez el precio quiebre los 5 euros, muy posiblemente irá a buscar niveles de 5,4 euros donde confluye con la directriz bajista macro que viene trabajando desde sus máximos históricos. Esta operación supone una rentabilidad superior al 17% para un corto plazo. Por lo tanto, estaríamos atentos a cualquier buena nueva de parte de telefónica.

Relacionados