martes, 17 mayo 2022

BlackRock apuesta por la recuperación de España a través de Caixabank al alcanzar una posición histórica

BlackRock ha dado un pequeño salto dentro del accionariado de Caixabank. Así, la mayor gestora de fondos del mundo aumentó su participación en la entidad catalana hasta el 3,638%, un porcentaje que supone su posición más elevada en el capital desde que afloró que era inversor de la firma en 2017, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Un movimiento que no solo busca afianzarla como uno de los grandes protagonistas dentro del banco, sino que es una apuesta inequívoca por la recuperación española.

El avance en el porcentaje de la compañía ha sido modesto. De hecho, la gestora global ha aumentado su participación desde el 3,629% hasta el 3,638% actual, del que el 3,013% lo controla a través de acciones y el 0,625% a través e instrumentos financieros. En total, son casi 293,2 millones de títulos que, al precio actual del mercado (unos 2,638 euros por acción), están valorados en 773,4 millones de euros.

El relato desde un tiempo más atrás parece más ambicioso por parte de BlackRock. Así, el gigante se había mantenido en el 3,596% desde el pasado 27 de mayo. Sin embargo, el 4 de agosto, decidió aumentar su apuesta por la entidad bancaria hasta el 3,629%. Pocos días después, ha aumentado la participación de nuevo hasta el 3,638%, la posición más elevada desde 2017. Aunque más allá de porcentajes, la inversión tiene una lectura clara y es que prevé una mejora de la economía española.

CAIXABANK, BLACKROCK Y LA APUESTA POR ESPAÑA

La razón es sencilla: el sector bancario es uno de los sectores más cíclicos de la economía. En otras palabras, les va mejor (obtienen mayores ganancias) a medida que la economía empieza a crecer. Pero no solo desde el punto de vista más fácil de leer, el comercial, en el que se incluyen una mayor creación de crédito tanto hipotecario como al consumo. También porque al crecer la economía también es más difícil que la gente pierda su trabajo, por lo que la tasa de mora es más pequeña y a su vez las provisiones que están obligadas a hacer las entidades son más pequeñas.

Por lo tanto, apostar por una economía también es apostar por los bancos. En este caso, la entidad mejor colocada para ello es Caixabank, puesto que después de la fusión con Bankia es la entidad más grande del país. Así, las cuentas de la firma recogerán mejor que otras las mejores perspectivas de crecimiento de PIB para este año que pasaron del 6% al 6,2%. Por último, también hay que destacar la fortaleza del capital del banco, gracias eso sí a la aportación que hizo Bankia durante la fusión. Ese nivel holgado le permitirá crecer más y también dar mayores dividendos, ahora que el BCE ya lo ha permitido.

Tras la fusión de CaixaBank y Bankia, BlackRock continúa como el quinto mayor accionista de la entidad, por detrás de Criteria Caixa (30,012%), Fundación ‘La Caixa’ (30,012%), el Frob (un 16,117%) y BFA (16,117%). Por su parte, la gestora mantiene una participación del 5,426% en Banco Santander desde octubre de 2019, mientras que en BBVA ha conservado su peso del 5,917% en el accionariado desde abril de 2019. En cuanto a Bankinter, ha realizado varios movimientos en julio y agosto hasta controlar 3,001% de su capital, y en Sabadell mantiene el 3,436% de participación desde el 23 de junio.

Relacionados