sábado, 23 octubre 2021

El agua, una oportunidad de inversión y el nuevo «complemento de las carteras»

El agua no solo es un bien necesario para la vida, “sino también un valioso recurso industrial y un complemento de las carteras” según los gestores de Vontobel. Que el agua es un bien muy codiciado no es algo realmente sorpréndete ya que ya se ha escrito largo y mucho sobre este problema. Pero los gestores de Vontobel le han dado una vuelta de tuerca a nuestra idea preconcebida del agua valorándola como una gran inversión. 

 De hecho, explican que “al igual que el petróleo engrasa las ruedas de la economía mundial, el agua ayuda a hacer girar sus turbinas”. Uno de los ejemplos que ponen para esto es el caso de TSMC, uno de los mayores fabricantes de chips electrónicos del mundo con sede en Taiwán, que a principios de año tuvo que recurrir a la importación de agua para poder continuar con su producción.  

“El agua y sus variedades aún pueden depararnos sorpresas, como las llamadas aguas de lastre, utilizadas en la mayor parte de los buques de carga para su estabilización y que suponen uno de los segmentos de mayor crecimiento del mercado de agua”, explican desde Vontobel. Creen que el negocio de agua con fines diferentes al de simplemente embotellar es un negocio muy novedoso y que abre una nueva posibilidad si se le compara con “la consolidada industrial del petróleo y sus derivados, que puede haber pasado su momento álgido”. 

UN EJEMPLO DE ELLO: VEOLIA

Dentro de este negocio los inversores destacan a Veolia ya que a califican como una “compañía interesante”. Sobre todo, para “los inversores interesados en compañías que ayuden a superar los retos de la escasez del agua necesitan tomar un enfoque activo”, ya que creen que “este gigante industrial radicado en Francia abarca la gestión de residuos, los servicios de agua y la energía y su negocio se verá impulsado por los esfuerzos mundiales de limpieza de aguas residuales”.  

Parece que no solo será una tendencia de inversión, ya que cada vez el ahorrador podrá decantarse por fondos centrados en empresas que forman parte de la cadena de valor del sector del agua. Algo que va desde la construcción y mantenimiento de las instalaciones de distribución de agua, hasta los sistemas de tratamiento y saneamiento. 

Uno de los ejemplos es BNP Paribas Funds Aqua, cuya rentabilidad en este 2021 ha superado el 25%. Aunque no es la única, entre las principales posiciones de este vehículo inversor, se sitúan Agilent Technologies, American Water Works, Pennon Group, Georg Fischer y Veolia Environnement. Otra de las opciones se encuentra el RobecoSAM Sustainable Water Equities, cuya cartera está compuesta por compañías como Thermo Fisher Scientific, PerkinElmer, Danaher, Suez, Ecolab, Masco o Pentair. 

LOS PROS Y LOS CONTRA

Aunque cabe destacar que los analistas reconocen que “la inversión en agua invita a la controversia”. Esto se debe a que “sacar agua para venderla en otro sitio acarrea protestas de la población local y de los activistas medioambientales”. 

En el lado positivo de la balanza, “la buena noticia -señalan- es que existen otros ámbitos, como el tratamiento de aguas residuales que son menos conflictivos. En un mercado mundial de agua que ya vale 6000.000 millones de dólares al año, hay bolsas de gran valor que ya existen o están por descubrir, y las empresas tecnológicas especializadas aportarán soluciones para resolver los problemas de la escasez de agua potable”. 

Relacionados