domingo, 27 noviembre 2022

Los fabricantes de juguetes temen no llegar a Navidad por el alza de las materias primas

Los transformadores de plástico europeos, incluyendo las empresas españolas, llevan varios meses observando un aumento significativo del precio de las materias primas. Este encarecimiento se produce como consecuencia de la falta de disponibilidad de producto y es la causante también de retrasos en la producción de las empresas transformadoras.

La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) ha informado de que su ámbito lleva un año pasando una mala etapa debido a la subida de los precios de algunas materias primas indispensables. En el caso del polímero ha sido hasta un 90%.

Oliver Giner, encargado de comercio exterior de la patronal del sector, cree que el incremento de la demanda de polímeros a nivel mundial, culpa de China mayoritariamente, a causado este agravante del precio de esta materia prima, dando lugar a un panorama que ha sido “complicado de gestionar dentro de las empresas al tratarse de un producto tan dependiente del precio y con un margen tan pequeño”.

«No creo que el consumidor final vaya a notar unas subidas de precio excesivas», subraya el portavoz de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, pero indicó que «cada una de las empresas tendrá que decidir cuál es su política o estrategia a la hora de abordar estos sobrecostes», analizando si decide porque afecte ese incremento en el consumidor y cómo lo llevará a cabo. Giner además señala algunos casos de fabricantes que «han tenido algunas dificultades a la hora de obtener ciertos materiales» por la sumisión que este ámbito tiene sobre la serie de suministros a nivel internacional.

Para Oliver Giner, el incremento de la demanda del polímero a nivel mundial se debe mayoritariamente a China.

No obstante, afirma que esta situación «no se va a traducir en una escasez de productos en el mercado» salvo «casos muy puntuales», ya que «las empresas están tratando de aprovisionarse con un poco más de antelación» ante la previsión de retrasos en la llegada de algunos materiales, con el objetivo de continuar en la fabricación y «abordar una campaña en el mes de octubre con ciertas garantías».

Con el fin de que ese mes «puedan llegar los juguetes a las tiendas», los fabricantes españoles están ahora mismo produciendo a pleno rendimiento» para poder suministrar tanto al mercado español y poder exportar durante los meses de Navidad.

PESIMISMO ESTE AÑO EN EL SECTOR

No es nada nuevo que la crisis del coronavirus fue un duro golpe sobre la mesa para la economía. Este sector se desplomó un 7% en el mercado interior durante esos meses. Y lo peor es que 2021 no ha demostrado hasta la fecha unos indicadores positivos para este ámbito. La asociación confirmó que en los seis primeros meses sí que hubo una subida en el consumo español de “alrededor del 4%”, pero un 10% más bajo si comparamos con 2019, antes de la crisis del coronavirus. Este dato se contrapone al 29,11% de crecimiento interanual del sector en exportaciones en los primeros seis meses de 2021, unas cifras que valoran como «excelentes».

De esta manera, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes ha dicho que la crisis asociada al Covid-19 para nada ha causado numerosos cierres de empresas en este departamento, de la misma forma en la que su encargado de comercio exterior espera que el próximo año sea “un año de normalidad en cuanto a precios, fabricación, tránsitos de mercancías a través de vías marítimas», con el descenso de «los costes relativos a la fabricación derivado de la materias primas y a la logística desde el sudeste asiático», ya que cree que este encarecimiento viene de la mano de «ajustes de mercado que cada cierto tiempo ocurren».

CAMBIO DE COSTUMBRES

Por otro lado, Giner afirmó que la crisis pandémica ha impactado en las costumbres de consumo del sector. «La pandemia nos ha devuelto el juego en familia, en casa», convirtiendo los juegos de mesa, los puzles o los juegos de construcción en «los grandes vencedores de la crisis del Covid».

En el otro lado encontramos los «artículos de fiesta, carnaval o disfraces«, un subsector que «está sufriendo especialmente la época post pandemia» con el cierre de «todo tipo de ferias, fiestas locales, patronales o celebraciones de cumpleaños». Aunque «se está empezando a recuperar», considera que «todavía les queda camino que recorrer para volver a números anteriores a la pandemia».

Relacionados