sábado, 23 octubre 2021

BBVA pierde fuerza en su remontada bursátil y podría volver a los 4 euros por acción

A causa de la pandemia, el precio de la acción de BBVA alcanzó mínimos históricos visitando los 2,12 euros por acción. Desde ese momento, los títulos de la entidad han generado un impulso con directriz alcista logrando un incremento de la acción cercano al 180%.

Según los resultados reportados del primer semestre 2021, BBVA tuvo un crecimiento interanual del margen bruto del 4,9%. A su vez, el margen neto alcanzó un 4,7% con respecto al mismo periodo del año anterior. El resultado atribuido correspondiente a 2.327 millones de euros refleja un incremento del 183% frente al mismo período del año 2020.

Las cifras de BBVA son buenas frente a la media del mercado, sin embargo, se debe tener en cuenta que, por un lado, los grandes incrementos porcentuales se dan básicamente por las provisiones estipuladas en 2020 para hacer frente a la pandemia. Por otro lado, debemos entender que las acciones del sector financiero son cíclicas y de acuerdo con ello ese impacto positivo que ya se dio, lo que da pie a retrocesos porcentuales y/o seguir su senda bajista macro.

Técnicamente nos vemos con el precio de la acción de BBVA acorde a una directriz bajista que se crea desde un cierre de ciclo formado entre el año 2000 al 2006. Esa directriz bajista confluye en este momento con la resistencia más importante que data de marzo del año 2003 la cual se ubica justo en el vértice del ciclo en niveles de 6,34 euros.

De esta forma, el precio de la acción de BBVA presenta de momento una estructura de continuación bajista trabajando por debajo de la resistencia y respetando la directriz que al mismo tiempo confluye con niveles de sobrecompra del índice de fuerza relativa para gráfico de marco mensual. Esta estructura podría buscar, a modo de pullback, los niveles cercanos a 4,1 euros por acción.

No significa que el precio de la acción vaya a buscar sus mínimos históricos dado que en los 4,1 euros encontramos un área denominada buy pívot, la cual, de ser respetada, buscaríamos confirmaciones para ubicarnos en posición alcista. Mientras tanto, esta oportunidad de venta supone aproximadamente un 25% de rentabilidad para el corto y mediano plazo siempre y cuando el precio se ubique por debajo de los 5,65 euros para septiembre.

Relacionados