sábado, 26 noviembre 2022

Codere reduce pérdidas, pero la pandemia y la ‘ley Garzón’ la castigan en bolsa

Codere ha reducido pérdidas en un 5% durante el primer semestre de 2021 con respecto al año pasado. En esta pequeña recuperación ha sido clave España, mientras que las restricciones en mercados como el de Italia han lastrado los resultados de la compañía. Sin embargo, con la todavía mala situación del negocio debido a las restricciones por la pandemia y la entrada en vigor del real decreto que limita la publicidad de casas de apuestas, Codere continúa sufriendo en la bolsa española.

La operadora de juego ha notificado este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que durante los seis primeros meses del año perdió 168,7 millones de euros, lo que supone un 5% menos que en el mismo período de 2020. Según el grupo, las operaciones en España han sido claves en esta reducción, donde los ingresos aumentaron el 41,9%, hasta 65,2 millones, y el negocio en línea subió el 33,7%, alcanzando los 40 millones de euros.

Las operaciones en Italia permanecieron cerradas hasta el mes de junio, mientras que en México, Argentina, Uruguay o Panamá se dieron cierres temporales y se sigue operando bajo importantes restricciones. Los ingresos operativos del grupo en este primer semestre disminuyeron en 51,3 millones de euros, situándose en 266,3 millones, un 16,2% menos respecto al año anterior. En este aspecto, las caídas más significativas se produjeron en Italia (-54,7 millones) y Argentina (-23,4 millones). En cuanto al resultado bruto de explotación (ebitda) se redujo el 73,5%, situándose en 2,4 millones de euros.

PÉRDIDAS EN BOLSA

Pero Codere sigue afectada por las restricciones a causa del covid-19 en los diferentes mercados donde opera. Aunque desde julio las salas de Argentina y Uruguay están operativas y que ya mantiene abierta toda su operación presencial, la compañía ha informado de que todavía sigue con numerosas restricciones.

La mala situación para el negocio, junto con la entrada en vigor del real decreto ley impulsado por el ministro de Consumo Alberto Garzón, que limita la publicidad de las casas de apuestas, castigan a la operadora en el selectivo madrileño. Así, este miércoles sufría pérdidas de hasta un 4,6%, con los títulos de la compañía cotizando a 0,62 euros.

Desde el martes 31 de agosto, el real decreto de comunicaciones comerciales de las actividades del juego prohíbe los anuncios de apuestas en formato audiovisual a la franja que va de la una a las cinco de la madrugada (televisión, radio, YouTube u otras plataformas de intercambio de vídeos). Además,  la publicidad en Internet queda limitada a los portales de las empresas del juego y a sus perfiles en redes sociales, donde podrán emitir mensajes publicitarios a sus seguidores siempre que exista consentimiento por parte del receptor.

codere reduce perdidas Inversion.es

Entre otros aspectos que restringe la ley, también impide a los operadores del mercado del juego la emisión de bonos de captación de jugadores y las empresas solo podrán dirigir sus ofertas a clientes registrados y verificados. En ningún caso podrán hacerlo a personas que hayan mostrado comportamientos patológicos en la actividad del juego. Una ley que también se ha extendido a los equipos del fútbol, que han cambiado los patrocinios de sus camisetas y equipaciones.

En cuanto a las sanciones, los incumplimientos serán del tipo grave y los operadores podrán ser sancionados con multas de entre 100.000 y un millón de euros y con la suspensión de su actividad en España por un plazo máximo de seis meses. Se trata de una ley que afecta de manera directa a la operadora de juegos de azar, que tiene puesta la mirada en su reestructuración y la salida a Wall Street de su filial de juego online en los próximos meses.

RESTRUCTURACIÓN DE LA PARTE OPERATIVA

Y es que la compañía continúa trabajando en la implementación de la reestructuración financiera anunciada en abril, en la que la parte operativa de la compañía quedará en manos de los bonistas. Al concluir la operación, que esperan finalizarla durante el próximo mes de octubre, esta parte será transmitida a una nueva sociedad (Nueva Topco), que estará participada al 5% por Codere y al 95% por los bonistas.

Además, Codere dispondrá de ciertos derechos económicos adicionales (‘warrants’). Esto permitirá la suscripción de acciones sin derechos de voto, con un valor económico de hasta el 15% de las ganancias netas de capital de la Nueva Topco y tendrán un plazo de 10 años.

Como consecuencia de esta reestructuración, existe la posibilidad de una exclusión de la cotización de la compañía, aunque los accionistas de Codere podrán recibir su cuota de liquidación en acciones de la Nueva Topco o en el efectivo que resulte de vender la parte proporcional de las acciones correspondientes.

Relacionados