domingo, 26 septiembre 2021

¿Corre peligro la «Ley Bitcoin»? El Salvador no confía en la criptomoneda

El Salvador se ha convertido en uno de los trending topic si hablamos de economía. Hace tres meses, el país centroamericano pasó a la historia por convertirse en la primera nación en aceptar el Bitcoin como moneda oficial. Es decir, la moneda digital tendrá la misma validez que el dólar estadounidense, actual activo del país. Desde que se aprobó la Ley el 8 de junio en la Asamblea Legislativa, la medida tomada por el Gobierno de Nayib Bukele ha sido cuestionada por muchos y aplaudida por pocos.

A escasos días de la entrada en vigor de la criptomoneda (7 de septiembre), la población salvadoreña ha mostrado su descontento con la nueva Ley, la cuál, según el presidente Bukele, servirá para agilizar la economía del país. El Salvador critica la rapidez con la que el Bitcoin va a entrar en vigor en la economía, y muestran su escepticismo por la gran volatilidad que este activo digital presenta. 

No es para menos, ya que el Bitcoin tendrá la misma validez que el dólar, divisa que lleva circulando por el país desde el año 2001, y que ha presentado solidez y estabilidad en su valor. La otra cara de la moneda, nunca mejor dicho, es que el BTC puede cambiar su valor un 10% en cuestión de horas. La volatilidad es el “pero” que muchos analistas y economistas le dan a la criptomoneda. 

LA VOLATILIDAD, CARACTERÍSTICA PRINCIPAL DEL BIT

El Salvador se muestra escéptico por la gran volatilidad que presenta este activo. Muestra de ello es que en el mes de julio presentaba un valor inferior a los 30.000 dólares estadounidenses. Hoy en día tiene un valor de 50.917,8 dólares, lo que supone una revalorización del 70% en apenas dos meses. 

La entrada en vigor del Bitcoin en la economía de El Salvador es una forma de «oxigenar financieramente» al país según luis vargas

Los salvadoreños no confían en que sea una gran medida para mejorar la economía, de hecho, consideran que es justo lo contrario. El economista Luis Vargas destacó hace dos meses que la entrada en vigor del Bit del país es una forma de “oxigenar financieramente” la economía del país. 

El Gobierno venía mal y necesita dinero para cerrar el año, el cual no lo obtiene con el Fondo Monetario Internacional porque le socava la mala imagen que tiene, entonces, aparece el Bitcoin, pero con esto está apostando la economía de los salvadoreños, de los hogares, empresas y las personas que envían remesas” agregó Luis Vargas. Aludiendo de nuevo a la volatilidad del BTC, es que los ahorros de los salvadoreños pueden verse beneficiados por una revalorización del Bitcoin, o pueden desaparecer por una caída de la moneda digital. 

EL LAVADO DE DINERO, OTRO PROBLEMA PARA EL SALVADOR 

El otro punto negativo que la población saca al Bit, es que con la entrada de la criptomoneda como moneda oficial va a facilitar la conversión de dinero negro a Bitcoin. Es decir, el BTC será la tapadera del dinero negro. 

Salvadoreña en contra del la Ley del Bitcoin de El Salvador
Salvadoreña manifestándose contra la Ley del Bitcoin

El FMI ya advirtió de los problemas que esta Ley podría generar en El Salvador. La institución considera que las consecuencias pueden ser «nefastas» para el país.

LA POBLACIÓN DESCONOCE LO QUE ES EL BITCOIN

El instituto de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana (UCA) ha realizado una encuesta en la que el 70% de los salvadoreños piensan que la propuesta de Nayib Bukele debe ser derogada. 

Por otro lado, la encuesta demostró que la mayoría de la población no tiene conocimientos sobre lo que es el Bitcoin. El 90% de los encuestados admitieron que no entienden bien la criptomoneda

Hablamos de un país en el que la pobreza está muy presente. El 45% de la sociedad crece en la pobreza, y un 43% piensa que la entrada del Bitcoin empeorará la economía del país. 

No hay duda de que se trata de una apuesta atrevida del presidente Bukele. No parece que el Gobierno de El Salvador vaya a frenar esta Ley. De hecho, se muestran seguros y confían en que sea una gran medida para revitalizar y dinamizar la economía del país centroamericano. Mucho riesgo, pero a la vez, la posibilidad de mejorar la economía salvadoreña. Estaremos pendiente de sí esta ley se convierte en un acierto, y logran su cometido, o sí resulta ser un fiasco para la economía del país. 

Relacionados