miércoles, 17 agosto 2022

Air Europa tensa a IAG: ¿dejará Bruselas que vuelva a ser rescatada?

Air Europa no se ha quedado al margen en el catastrófico ejercicio que fue 2020 para las aerolíneas. Protagonista del mayor rescate otorgado hasta la fecha por el Gobierno para equilibrar el mazazo que ha supuesto el coronavirus en las empresas, los resultados muestran que las previsiones que se hicieron para su rescate con 475 millones de euros se quedaron cortas. Según fuentes del sector, la aerolínea, propiedad de la familia Hidalgo, tiene previsto cerrar 2021 con unas pérdidas de 300 millones de euros, el doble de lo que se estimó cuando la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) le prestó su ayuda. Sin embargo, ni Iberia ni su matriz IAG aparecen por ningún lado en las cuentas de la Air Europa de 2020.

DOSIFICANDO LOS TRAMOS

La razón por la que le ha ido tan mal y no ha podido recuperarse de los números rojos han sido las constantes olas del coronavirus, que han impuesto tantas restricciones en el momento de volar. Dónde más se ha notado ha sido en países latinoamericanos y Estados Unidos, justo los dos mercados en los que la aerolínea gana más dinero. Aunque se haya dado una mejora en los vuelos corto y medio radio, no ha estado cerca de ser suficiente para compensar el vacío causado por los chárter que frecuentemente operan en República Dominicana y México, entre otros. 

Air Europa tan solo opera el 47% de la flota. Esta cifra está muy por debajo de la esperada en el plan de ayuda de la SEPI, que en noviembre del pasado año acordó aumentar un crédito de 235 millones y otro participativo de 240 millones. En aquel entonces, la segunda ola del coronavirus estaba apagándose, y tanto la aerolínea como los asesores de la entidad pública, daban por hecho que las pérdidas no superarían los 170 millones. Pero nada más lejos de la realidad. En 2020, la empresa registró unos números rojos de 425 millones. 

La aerolínea tiene previsto cerrar 2021 con unas pérdidas de 300 millones de euros

La compañía ya ha gastado esos 475 millones de euros que le fueron dosificando hasta primavera, por lo que desde el punto de vista más optimista podría resistir algún mes más con lo que ha generado con la actividad  regular. No obstante, a este paso, se verá obligada a un nuevo rescato si la Comisión Europa no aprueba la venta a Iberia el próximo noviembre.

¿DONDE ESTÁ IBERIA?

Es de destacar que Air Europa no menciona por ninguna parte a la que para el resto debería ser la encargada de que salga a flote: Iberia. Desde que Iberia planeaba la compra de Air Europa la operación ha sido refrendada varias veces con las continuas nuevas actualizaciones de las condiciones por la crisis del coronavirus. A esperas de lo que pueda ocurrir, y de los impedimentos que pueda imponer la Competencia de la Comisión Europea, la aerolínea presidida por Javier Sánchez-Prieto ha pactado la adquisición de Air Europa por 500 millones de euros. Esta operación podría cerrarse el próximo diciembre. 

IAG, la matriz hispano-británica de Iberia, también está al tanto del desarrollo de Air Europa. Fuentes próximas al proceso admiten las dudas respecto a la decisión final de Bruselas, que cada vez ha ido pidiendo más documentación. Si Air Europa registra pérdidas de más de 300 millones y a final de año requiere otro rescate de capital público, el importe a pagar experimentará otro ajuste. La compañía necesitará ayudas de aproximadamente 150 millones en el caso de que se retrase su fusión con Iberia al año que viene, y de 300 millones si al final no se lleva a cabo la venta a IAG. La cuestión es que para que Air Europa reciba esa inyección de capital debe solicitar ya el segundo rescate. Y parece que Bruselas se va a tomar su tiempo para tomar una decisión.

Relacionados