domingo, 26 septiembre 2021

Audax toca un punto clave y podría derrumbarse en las próximas semanas

José Elías Navarro tiene a algunos de sus accionistas institucionales en contra. El pasado 3 de septiembre conocimos a través de la CNMV, una nueva notificación sobre posiciones en corto de Audax Renovables. En esta ocasión fue BNP Paribas quién se pone en contra de Audax Renovables con una posición del –0,490% sobre el capital uniéndose de esta forma a otros fondos de inversión como Citadel Europe, Linden Advisors, D. E. Shaw & Co. (London), Polar Asset Management Partners con quienes suman posiciones en corto equivalentes al 5,5% sobre el capital de Audax.

Si detallamos las fechas de las posiciones en corto de estos fondos de inversión, vemos que mes a mes se suma de forma gradual un nuevo hedge fund en contra. Inclusive si miramos aún más en detalle, desde el 19 de marzo hasta el 28 de julio, el fondo de Inversión Citadel Europe, ha venido colocando cortos sobre Audax Renovables equivalentes al 20,6% del capital de la compañía. Y esto son palabras mayores.

Desde hace más de dos meses venimos compartiendo a través de nuestra web Inversion.es, una formación del chartismo clásico para el gráfico de marco mensual conocida como banderín. Una vez el precio salga del banderín, es decir, que quiebre el nivel superior o directriz bajista de toda la estructura, el precio iría a buscar niveles al alza avanzando el mismo porcentaje del avance anterior a ese banderín que es lo que conocemos como el asta.

Lo cierto de esta formación, es que dada la amplitud del marco en la que lo reconocemos, vemos que internamente se desarrollan otros patrones que pueden llevar el precio a trabajar entre los extremos superior e inferior de la formación de ese banderín. Para este caso y en un gráfico de marco diario, notamos que hay una formación bajista la cual ha quebrado niveles de soporte y con potencial de buscar en el muy corto plazo el nivel inferior del banderín, es decir, la directriz alcista que corresponde a niveles de 1,7 euros por acción lo que significa una caída rápida aproximada de un 10% en rentabilidad.

Siempre y cuando el precio se mantenga por debajo de la directriz alcista del canal que ha quebrado el 1 de septiembre confirmando el 3 de septiembre el movimiento bajista y por debajo del nivel 1,893 donde se ubica la última resistencia, tenemos opción de vender con el fin de obtener ese 10% de utilidad.

Relacionados