domingo, 26 septiembre 2021

Bankinter en su momento clave para vislumbrar una nueva tendencia

La incursión de Bankinter en el sector inmobiliario y hotelero con la cual diseñó instrumentos para atraer nuevos clientes y potenciar su línea de banca privada parecen de momento no dar los frutos esperados, situación que se refleja en el precio de la acción.

La hipótesis de las subidas para la acción de Bankinter se ha visto rezagada desde hace 3 semanas atrás, dado que el precio a llegado a niveles de 5 euros por acción lo cual además de ser un precio psicológico para el mercado, se ubica en una resistencia de gran importancia que confluye con el 61,8 de retroceso de Fibonacci de toda la extensión bajista en gráfico de marco semanal.

Esta estructura se marca desde el 29 de enero de 2018 hasta los mínimos creados por la pandemia en marzo de 2020. Esta resistencia se conoce como área de pánico de acuerdo con el análisis psicológico del mercado sobre acción del precio, (Price Action). Adicional a ello, las áreas actuales son los niveles previos a la pandemia los cuales no ha podido quebrar con contundencia. De esta manera, al encontrar una lateralización por debajo de este nivel, veremos posiblemente una asimetría que posterior a ella, generalmente crea impactos bajistas.

Puede ser una operación de venta la cual irá a buscar inicialmente niveles en 4,2 euros por acción donde posteriormente visitaría los 3,68 euros. Si el precio visita el anterior nivel y realiza un retroceso a modo de pullback respetando los 4,5 euros, será el trigger suficiente para adherir en posición de venta en busca de niveles alrededor de 2,5 euros. Este tipo de operaciones suelen ser intradía generando una rentabilidad inicial promedio del 10% y al segundo objetivo del 25% con un ratio de riesgo sobre beneficio [email protected] veces.

Si por alguna razón fundamental, el precio de la acción de Bankinter logra quebrar los 5 euros, lo cual implicaría el quiebre de la resistencia por el área de pánico mencionada, podría utilizar dicha zona para su continuación alcista después de un respectivo pullback, tal como lo mostramos en la gráfica. Sin embargo, de momento nos inclinamos más por posiciones en corto las cuales están apoyadas también por el índice de fuerza relativa que se encuentra cerca de los 90 puntos en áreas de sobrecompra indicando los probables retrocesos.

Relacionados