jueves, 18 agosto 2022

¿Por qué los sectores defensivos son una garantía de éxito para los inversores?

spot_img

La inversión en Bolsa ofrece un abanico de posibilidades. Los inversores disponen de distintos mercados de valores en los que pueden encontrar a compañías dedicadas a diversos sectores. En España, el Ibex, principal índice bursátil, cuenta con un listado de 35 empresas de gran envergadura económica dedicadas a todo tipo de sectores. Desde farmacéuticas hasta constructoras, pasando por entidades bancarias. Con todo esto, los inversores también pueden invertir en el BME Growth. El antiguo MAB es el mercado de valores alternativo que aglutina a las empresas en fase de expansión. 

Este año está mercado por la recuperación económica post pandemia. Los mercados de valores, dentro de que siempre sufren vaivenes, vienen rozando máximos históricos. Varias empresas han tocado su techo, lo que significa que muy probablemente caigan. Ser una empresa estable en Bolsa es complejo, y además depende de varios factores. Pero sí, existen algunas de ellas que ofrecen una cierta estabilidad a los inversores. Aquellas que incluimos en los sectores defensivos o no cíclicos

Las empresas de sectores defensivos o no cíclicos son aquellas que cuentan con una demanda inelástica o estable. Es decir, aquellas compañías que de una forma u otra son necesarias en nuestras vidas. El hecho de que tengan cierta estabilidad en la demanda les protege ante una posible recesión económica. No ven su beneficio tan reducido como las empresas cíclicas. Las características de estas empresas son que tienen una baja volatilidad, resisten bien los impactos negativos de la economía y cuentan con una demanda estable. 

LAS EMPRESAS “DEFENSIVAS”, UNA INVERSIÓN A LARGO PLAZO

Leyendo esto podemos pensar que son una garantía de éxito, pero como en toda inversión, también cuenta con puntos negativos. A pesar de que son empresas sólidas y no suelen tener descensos considerables, tampoco experimentan grandes subidas. Es decir, la estabilidad es la nota dominante de las empresas “defensivas” tanto en lo bueno como en lo malo. Podemos considerar la inversión en estas compañías como una apuesta a largo plazo. No podemos esperar una rentabilidad inminente

Las compañías “defensivas” han sido el sustento del Ibex 35 durante el año de pandemia

Por otro lado, debemos tener en cuenta en el momento económico en el que nos encontramos. Es decir, el pasado año fue muy bueno para las compañías defensivas, ya que no vieron paralizada su producción, mientras que las compañías cíclicas como las hoteleras, bancos, acereras…frenaron en seco toda su actividad comercial. Este año, con la recuperación económica, las empresas defensivas se mantienen estables, y sin embargo, las cíclicas se encuentran en plena fase alcista. 

Los mercados de valores españoles, generalmente, están formados por empresas cíclicas. El mejor ejemplo de ello es el Ibex. El selectivo español está formado por 23 empresas cíclicas y 12 defensivas, teniendo en cuenta que las empresas de renovables también forman parte del sector no cíclico.

¿CUÁLES SON LAS EMPRESAS NO CÍCLICAS?

En el caso de las compañías dedicadas a la producción o distribución de alimentos o bebidas (empresas de consumo básico), además de contar con una demanda relativamente estable y una resistencia ante shocks económicos, generalmente posee unos dividendos atractivos para los inversores. En el Ibex podemos encontrar a Viscofan. Otras de las compañías que cotizan en el continuo y se dedican a la alimentación son Pescanova, EbroFoods o Deoleo entre otras. 

Las farmacéuticas es otro de los sectores que pertenecen a estas empresas catalogadas como “defensivas”. Se trata de unos de los sectores más determinantes de las Bolsas globales, y en España no es una excepción. El sector farmacológico es el que ha enderezado al Ibex durante los últimos 2 años. Obviamente la crisis sanitaria ha beneficiado a las empresas del sector por razones obvias, pero aún así, estas compañías han marcado la nota alcista del mercado de valores. En el Ibex podemos invertir en Almirall, Grifols o Pharmamar.

Sede de Almirall

Las utilities son las compañías de grandes infraestructuras, principalmente para ofrecer un servicio público como la electricidad, agua o gas natural. En el caso de una inversión en utilities, los mercados bursátiles españoles ofrecen distintas opciones. En el Ibex 35 figuran varias empresas en las que invertir. Iberdrola, Naturgy, Enagás o Endesa son algunas de las compañías que incluimos en este sector que, además pueden ser una opción rentable de cara a una inversión a largo plazo. 

Si nos guiamos por una rentabilidad inminente, o si pensamos en hacer una inversión intradía, las compañías defensivas o no cíclicas no son la mejor opción. Se trata de empresas rentables, pero a largo plazo. No debemos pensar que nunca van a caer en Bolsa, porque es imposible, pero si ofrecen una estabilidad que las compañías cíclicas no proporciona a los inversores. La poca volatilidad es una característica que muchas veces premia a los inversores más pacientes. El sector defensivo sí es una opción rentable en la que invertir, pero debemos tener claro cuáles son sus características y en que circunstancias económicas nos encontramos.

Relacionados