jueves, 09 diciembre 2021

Los diamantes, un bien rentable e inmune a las quiebras

Siempre hemos pensado que los diamantes son la piedra más preciada del mundo. Un bien dado única y exclusivamente para la joyería. Pero estos materiales, a parte de cubrirte de lujo y ostentosidad, pueden convertirse en la mejor manera de ganar dinero.

La inversión en esta piedra preciosa ha ido ganando fuerza con el paso del tiempo, y no es para menos. Los expertos ya le ponen fecha de caducidad al minado de diamantes, lo que les convierte en una pieza aún más excepcional si cabe. La rentabilidad obtenida con la piedra “irrompible” es equiparable a la obtenida con el oro o la plata.

Una característica que comparten la inversión en materiales preciosos es que son una herramienta defensiva en épocas de recesión económica. Un “crack” en la economía mundial no afectaría a los diamantes, es por ello por lo que muchos expertos y analistas lo consideran el bien inmune a las quiebras. La inversión en esta piedra es una buena forma de diversificar tu cartera. Pero ya adelantamos que se trata de una inversión a largo plazo, y, sobre todo, que exige una apuesta inicial elevada. 

Basándonos en los precios que ofrece Diamantesa, los diamantes de 5 quilates varían su precio en función de su calidad. A pesar de ello, la inversión o compra inicial de un diamante de esos quilates no baja de los 9.200 euros, llegando a alcanzar los 70.000 euros en el caso de que se trate de un diamante de gran calidad.

“Si desea obtener rendimientos especulativos o muy elevados no debería invertir en diamantes” baunat

LOS DIAMANTES VAN AL ALZA 

Sí, se trata de una inversión elevada, pero al mismo tiempo es rentable y segura a largo plazo. Hablamos de rentabilidad porque los diamantes mantienen su valor con el paso del tiempo. El hecho de que sea un bien limitado aumenta su valor. Además, apuntan a que en 2050 acabará el minado de diamante, por lo que se convertirá en un bien mucho más exclusivo. La revalorización anual de esta piedra está entre el 4% y el 16%. 

Además de la protección que ofrece frente a un desplome del mercado o inflación, otro de los puntos fuertes que ofrece la inversión en diamantes es su convertibilidad. Dicho de otro modo, es un bien aceptado en todo el mundo, y además tiene el mismo valor en cualquier parte. Esta característica la comparte con el oro

Diamantes
Diamante

La tenencia de diamantes no implica gastos extras. Además de ser un bien duradero, no obliga a un mantenimiento preciso ni costoso.

LA MANIPULACIÓN ES EL ENEMIGO DE LOS DIAMANTES 

A pesar de todos los beneficios que ofrece la inversión en diamantes, no hay que olvidar que tiene puntos negativos. El principal es que como todo bien, está sujeto a una manipulación en los precios. A la hora de realizar una inversión en la piedra “irrompible” es necesario conocer el valor concreto que tiene en función de su tamaño y calidad. Puede convertirse en un bien especulativo o un objeto de engaño. 

Además, no hay que confundir la compra de diamantes con la compra de joyería con diamantes incrustados, ya que el valor de la piedra preciosa no es el mismo. Las joyas están destinadas a un uso personal, con valor puramente estético. No debemos valorarlo como una inversión ya que, en caso de venta, no será rentable

Por último, en caso de querer vender una pieza, para obtener el precio justo, es necesario acudir a una casa especializada en diamantes que analice la piedra y la de un precio apropiado a su tamaño y calidad.

EXISTEN BOLSAS DE INVERSIÓN

Como detalle, la mayor parte de inversores de diamantes se encuentran en Estados Unidos, China y India. Por otro lado, existen Bolsas de diamantes. Cinco en concreto, ubicadas en Londres, Nueva York, Tel Aviv, Bombay y Amberes. 

Bolsa de diamantes de Israel
Bolsa de diamantes de Israel

La inversión en este material sí puede ser una apuesta sólida y rentable de cara al futuro. Naturalmente, no es accesible para todos los bolsillos, pero en el caso de contar con el suficiente capital, sí puede convertirse en una buena opción para lanzarse en la inversión. Según Baunat “si desea una inversión muy segura, que mantenga y refuerce su valor subyacente, y que pueda convertir en cualquier momento, los diamantes son la mejor opción”. Así que sí, los diamantes no son únicamente un objeto de valor, que otorga prestigio y clase, también pueden ser la mejor forma de ganar dinero con vistas a futuro. 

Relacionados