sábado, 23 octubre 2021

Alibaba vive su futuro tras el presente de Evergrande

Cuando se mencionan las empresas insignias de China, generalmente se trae a colación Alibaba, aunque por estos días está sonando Evergrande debido a los anuncios de su inminente quiebra por impago y un endeudamiento que supera los 300 billones de dólares.

Alibaba viene presentando unos resultados relativamente buenos los cuales proyecta a futuro una posición cómoda desde el punto de vista financiero. Los beneficios que podría ganar el próximo año están alrededor de los 10 dólares por acción de acuerdo con el precio actual con un per de 15 veces beneficio. Esto, a causa de la preocupación que puede generar la noticia de la quiebra de Evergrande, así como la regulación que imponga el gobierno chino a la situación actual y a la problemática que viene afrontando desde hace un par de años atrás con la cual acusa a Alibaba de ser una empresa monopolística.

Esta situación le afecta directamente la imagen a nivel general y, por ende, al precio de su acción. No obstante, se puede mantener una valoración de la acción de Alibaba a largo plazo con un PER promedio a 20 veces beneficio, lo que rondaría un precio de acción al menos de 300 dólares o sus máximos históricos. Todo esto seria muy viable siempre y cuando el miedo del mercado merme y la regulación le deje respirar.

La situación actual de Evergrande es una piedra en el zapato del gobierno chino de gran calado ya que emplea a más de 200.000 trabajadores directos y casi cuatro millones de subcontratados en sectores claves de la economía los cuales incluyen agua, internet, medios de comunicación, alimentación infantil e incluso vehículos eléctricos.

Es por esta razón, que el gobierno chino podría pensar en salvar a Evergrande o salvar una selección de sus activos con lo cual China perdería credibilidad en su misión autoritaria, situación que muy probablemente beneficiaría la regulación en pro de Alibaba. Esta regulación, un tanto más laxa es la que Alibaba y muchas empresas chinas vienen esperando con el fin de lograr sacar a bolsa su gestora de inversión Ant Group, operación que le tienen trabada desde hace más de 2 años.

De una u otra forma, parece que el gobierno chino pretende dominar no solo las instituciones públicas, sino también la empresa privada, lo cual, por lo menos en el corto plazo, limitaría el desarrollo alcista de cualquier acción. A esto debemos sumar que la dirección de la SEC pretende deslistar las acciones (ADRs) de empresas chinas que cotizan actualmente en USA.

De esta forma, vemos cómo desde octubre de 2020 el precio de la acción de Alibaba alcanza sus máximos históricos en 319 dólares desde donde comienza un movimiento bajista perdiendo cerca de un 50% de su valor. El pasado 21 de agosto compartíamos a través de nuestra web Inversión.es, un análisis en el cual mostrábamos desde el punto de vista técnico, la posible visita del precio de la acción a niveles iniciales de 160 dólares para continuar cayendo hasta los 121 dólares.

En concordancia al mismo análisis, mantenemos la posición bajista en el corto y mediano plazo la cual ha venido desarrollando más del 13% desde nuestro primer punto de entrada. Sin embargo, el precio está realizando un triple breakdown el cual, ante un retroceso a modo de pullback en niveles de 156 dólares, podría generar un impacto bajista mayor para buscar como objetivo el soporte macro de noviembre de 2014 en niveles de 120 dólares por acción. Esta adhesión en ventas para la acción de Alibaba estima un 20% de rentabilidad la cual y de acuerdo con la situación actual de China y sus empresas insignia, puede llevar el precio al cumplimiento del objetivo.

Relacionados