sábado, 23 octubre 2021

El dólar se mueve entre reunión y reunión

El pasado miércoles 22 de septiembre el presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos Jerome Powell declaró que, si la economía norteamericana muestra signos claros de progreso, sería el momento de comenzar el tapering y esto podría ser realidad en la próxima reunión de la FOMC la cual está agendada para noviembre.

No obstante, la mayor declaración dentro de su discurso hace referencia al hecho de poner fin al tapering a mediados de 2022. Entendamos que cuando se refiere a tapering significa ejecutar el desmonte de los beneficios creados para contrarrestar los efectos económicos creados por la pandemia. Por lo tanto, el mercado quedó inquieto y preguntándose si para 2022 tendríamos una nueva pandemia o sí habría otra situación que obligara la inyección de más capital en circulación.

Aunque el presidente de la Fed anunció que las tasas de interés se mantenían en el mismo nivel equivalentes al 0,25%, comentó que 9 de 7 miembros estarían a favor de una subida de tipos a partir de 2022 a razón de controlar la elevada inflación que supone unas tasas bajas y con la cantidad de dinero en circulación actual en el mercado. Esta situación se suma a las preocupaciones que vienen de China y el posible impago de los bonos de Evergrande lo que impulsaría aún más el precio del dólar Índex dado que la divisa americana se estima como moneda refugio mientras la renta variable merma.

Técnicamente, el precio del dólar Índex para gráfico de marco diario se encuentra realizando un canal alcista que respeta los extremos al pip, dando oportunidad de ingresar ante cualquier retroceso. Antes de generar el canal alcista, el precio desarrollo una tendencia bajista la cual fue quebrada el 17 de junio desde donde el precio comienza a crear máximos y mínimos crecientes apoyándose sobre cada soporte que deja a su paso.

Compartimos aquí varias opciones de entrada en el dólar Índex que apoyarán operaciones de compra o de venta para las divisas correlacionadas directa o inversamente especialmente hablando del euro-dólar EURUSD y el dólar-yen USDJPY. Por lo tanto, si el dólar Índex realiza un retroceso cercano a los 11,92 dólares, nos daría una clara oportunidad de compra que confluye con la directriz alcista del canal más, el soporte importante de inicios de abril.

Sin embargo, y debido a las declaraciones del presidente de la Fed, es muy probable que el precio continúe alcista desde los niveles actuales en busca de un primer objetivo en el máximo anterior ubicado en niveles de 12,04 dólares para posteriormente alcanzar los 12,15 dólares como segundo objetivo.

Relacionados