jueves, 09 diciembre 2021

LaLiga-Ibex 35, ¿una solución a los problemas económicos de la competición?

LaLiga es la competición deportiva más seguida en España. El torneo del “deporte rey” aglutina a seguidores de algunos de los equipos más importantes en el panorama futbolístico mundial, y a estrellas de fútbol como Benzema, Piqué, Modric o Luis Suárez entre muchos otros. Todos estos factores se traducen en dinero. Ingresos para los clubes, y para la propia Liga

No es una novedad decir que la LaLiga ha visto mermada su economía a raíz de la pandemia. El parón futbolístico del pasado año y la posterior reanudación de la competición sin público han sido los dos factores clave que han tumbado los ingresos de la competición española. Diversas fuentes marcan la reducción de los ingresos de LaLiga en 1.720 millones de euros, hasta los 3.545 millones de euros. Una situación complicada que no ha dejado exentos a los clubes de LaLiga. 

La entrada del fondo de inversión CVC en la LaLiga ha sido un chute de oxígeno para la competición y, sobre todo, para los clubes que han accedido a que el fondo opere en la competición (hay que recordar que tanto Barça, Real Madrid y Athletic Club se negaron a formar parte de la operación de CVC). A partir de ese momento, se han hecho diversas suposiciones acerca del futuro de la competición tanto en lo deportivo como en lo comercial/económico.

LALIGA TENDRÍA UN VALOR EN BOLSA DE 27.000M DE Є

Vamos a ahondar en una de esas suposiciones: la salida a Bolsa de LaLiga. CVC parece que allana el camino para una posible salida de la competición al selectivo español, algo que a priori resulta complejo, pero analizándolo tendría sentido. La principal competición de fútbol de España cuenta con ingresos multimillonarios, pero aún no son suficientes para paliar la deuda. Es por ello por lo que una hipotética salida al Ibex de LaLiga podría dar entrada a capital externo que sofocaría su delicada situación económica

J.Tebas, presidente de LaLiga
Javier Tebas, presidente de LaLiga

Expertos apuntan que la competición tendría una valoración bursátil de 27.000 millones de euros, lo que la colocaría en el top10 de las empresas cotizadas del Ibex 35 con más valor. Superaría a compañías históricas como Telefónica, CaixaBank, Endesa o ACS entre otras. Una posición de privilegio que podría ofrecer grandes beneficios a una competición lastrada por los efectos negativos de la pandemia.

MAYOR LIQUIDEZ Y UNA IMAGEN REFORZADA

Uno de los “pros” que tiene la hipotética salida a Bolsa de LaLiga es la entrada de capital externo. Como toda empresa, la LFP tiene la necesidad de invertir en sí mismo para mejorar con respecto a las demás competiciones extranjeras. El dinero de unos hipotéticos inversores apoyaría a LaLiga en esas operaciones estratégicas sin necesidad de aumentar el endeudamiento de la empresa. Dicho de otra forma, incrementar su liquidez. 

El debut en Bolsa de una nueva empresa refuerza la imagen de esta. Si LaLiga comenzase a cotizar en el selectivo español, debería hacer públicas todas sus cuentas de manera trimestral, semestral y anual. Aunque muchas empresas no se muestran receptivas a hacer públicas sus datos financieros, LaLiga mostraría una imagen mucho más transparente

El factor reputacional es otro de los alicientes que tienen las empresas a la hora de saltar al mercado de valores. Prestigio, una mayor imagen como marca, atracción para nuevos clientes

Real Madrid v.s. Barça (Temporada 2020/21)

Luis García, inversor y gestor de fondos en Mapfre Asset Managment se muestra recpetivo ante la posibilidad de que LaLiga pueda dar el salto al Ibex. “Desde la perspectiva del inversor, ojalá sea así (…) España es, sin duda, la opción más segura y atractiva para los inversores sofisticados con interés en la tesis de inversión que ofrece el fútbol europeo. Espero que los inversores en Bolsa tengamos oportunidades para aprovecharlo”

“España es, sin duda, la opción más segura y atractiva para los inversores sofisticados”

Sin duda, un hipotético salto de la competición a Bolsa sería un golpe en la mesa en el panorama deportivo. LaLiga marcaría un antes y un después en el negocio del deporte, y concretamente en el fútbol. Los inversores pondrían sus ojos en una empresa que generalmente es conocida por todo el mundo, y que con la reactivación económica y la vuelta del público a los estadios puede verse gratamente beneficiada en Bolsa.

Es sólo una suposición, pero no parece descabellada ya que la empresa presidida por Javier Tebas necesita una inyección de ingresos. Los derechos audiovisuales han pasado a un segundo plano, y sí deberían mirar al horizonte en busca de una nueva fuente de ingresos y una entrada de capital que permita maniobrar con mayor tranquilidad. Puede que una futura salida al parqué español se convierta en la solución económica de LaLiga.

Relacionados