miércoles, 17 agosto 2022

Los resultados de Amper dejan a los accionistas con mucha incertidumbre

Amper ha elevado sus ingresos un 79% con su división industrial a la cabeza en ventas. Por su parte, el EBITDA ascendió a 8,3 millones de euros, un 43% más. La cartera de pedidos a mitad del ejercicio era de 327 millones de euros, una cifra que multiplica por 2,5 la cartera con la que el grupo contaba en junio de 2020. Sin embargo, los accionistas van con pies de plomo, ya que aún no se ha reflejado una tendencia alcista clara.

PLAN ESTRATÉGICO Y NORMALIZACIÓN DEL COVID-19

Grupo Amper ha presentado los resultados correspondientes al primer semestre del año. En este período, la compañía regresaba al verde al alcanzar los 140,2 millones de euros, disparando sus ingresos un 79%, frente a unas pérdidas de 600.000 euros en el mismo período de 2020, provocado por la pandemia del Covid-19.

Este avance se debe a dos motivos. Por un lado, el Plan Estratégico 2021-2024 reordenó las propuestas de valor, con el fin de organizar y dotar de coherencia las capacidades y negocios. De esta forma podrá dirigirse a mercados concretos con fuertes previsiones de crecimiento que están permitiendo incrementar la facturación del grupo.

En el informe, la empresa señala también la creciente normalización de la actividad del Grupo tras la fase más restrictiva de la actividad por la crisis Covid-19. Aunque todavía hay ciertas operaciones que se encuentran impactadas y afectan a la cuenta de resultados en términos de facturación y márgenes en este primer semestre de 2021. 

En cuanto al Ebitda, este alcanza los 8,3 millones de euros, frente a los 5,8 millones de euros del mismo período del año anterior, un aumento del 45% interanual. Por su parte, la cartera de proyectos alcanzó los 327 millones de euros al cierre del primer semestre del ejercicio 2021, un 150% más.

En este primer semestre, la división industrial fue la que más ventas realizó con 96 millones de euros, seguida de la división tecnológica (39,7 millones de euros) y la división de ingeniería (con 4,3 millones de euros).

Amper ha cerrado dos adquisiciones: Energy Computer Systems, S.A.S y VDI Channel Spain, S.L., y comprado la totalidad de otras tres sociedades donde compartía accionariado en lo que va de año. 

En su presentación de resultados, el grupo destaca el esfuerzo comercial para incrementar la cartera en clientes recurrentes, así como llegar a nuevos mercados, tanto a nivel nacional como internacional. 

LOS ACCIONISTAS, CON MUCHAS DUDAS

En el horizonte del Plan Estratégico 2021-2024 tienen previsto alcanzar la cifra de 700 millones de euros facturados en 2024. Una cifra muy ambiciosa pero que la compañía cree que será posible a través de un plan de adquisiciones y crecimiento orgánico. De esta manera, el grupo busca intensificarse en sectores en los que se producirán importantes inversiones en la Unión Europea. Estos son las energías renovables, infraestructuras, digitalización y automatización industrial, Internet de las cosas y seguridad y defensa.

Amper ha recuperado la senda positiva porque ha presentado unos buenos resultados semestrales. La incógnita es si será capaz de superar los 0,194 euros zonales, su resistencia a batir en precios de cierre diario. Si lo supera los 0,215 pasarían a ser su siguiente objetivo a superar. No obstante, no sería hasta el intervalo comprendido entre los 0,232 y los 0,236 euros zonales donde se volvería a enfrentar a una nueva resistencia estructural. Un cierre semanal por encima de esta cota asentaría una señal de vuelta alcista a gran escala. Este sería el escenario favorable para poder desarrollar un segundo tramo de recuperación tendencial en busca del hueco de ruptura bajista que dejó en febrero de 2020 en torno a los 0,265-0,27 euros zonales.

De momento, los accionistas se encuentran a la espera de su evolución en bolsa. La compañía busca el hueco de ruptura bajista dejado en febrero de 2020. De momento, su estructura tendencial a corto plazo es lateral-alcista para tornarse a lateral-bajista a largo plazo.

Relacionados